lunes, junio 27, 2016

LAS DOS CASAS – Yehudáh e Yisrael
Por Gualberto J Arcila

Introducción.

El proyecto eterno del Creador, esta revelado en todas la Escrituras sagradas; es un proyecto poco conocido por los  adeptos a los diferentes cultos, supuestamente  bíblicos, debido a que los rectores de estos no poseen el conocimiento y la revelación que fue dada por Moshé y los profetas, una de las razones y tal vez la más importante es el método utilizado por ellos para estudiar las Escrituras; y la otra de gran importancia también es que no están interesados realmente en la verdad sino mas bien en pertenecer a un determinado grupo social.
Generalmente estos grupos están bajo la dirección de personas o bien, Fanáticos, en la mayoría de los casos, o por Idealistas en otros casos; Tanto el fanático como el idealista están dispuestos a realizar enormes sacrificios por el objeto de sus convicciones, pero por motivos absolutamente distintos.
Al fanático lo que menos le importa es la verdad; se mantiene firme en su postura, con la mente cerrada, pese a enfrentarse con una infinidad de pruebas que le contradicen.

El idealista está comprometido con sus creencias, independientemente de cuán minoritarias o exigentes sean, porque estima con sinceridad que son ciertas.
La gran diferencia es que el idealista escucha; un fanático ni siquiera desea oír. Al fanático no le importa si su causa es justa o no; no está abierto al diálogo y permanece totalmente absorto en sí mismo.
Al idealista lo único que le importa es la verdad y está abierto al diálogo; está totalmente comprometido a vivir según sus creencias sin importar cuán difícil le resulte. A veces el extremismo es bueno.
Para entrar en el tema que deseo compartir con mis amigos, compañeros y hermanos, les participo que es un tema totalmente bíblico y no teológico, y que abran su mente, preferiblemente con la actitud del idealista, dejemos que sea nuestro Padre el que nos guie por toda la escritura y nos revele el plan de los siglos, como lo presento Rav Shaul, de lo cual habló en muchas oportunidades a los creyentes de Éfeso, el plan de conformar de todas las naciones de la tierra una sola nación.

Efesios 2: 13-17. “Pero ahora en Mashiaj Yeshua, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos"" por el alma de Mashiaj. Porque él es nuestro Shalóm, que de ambos pueblos formó una unidad", derribando la pared intermedia de separación: la enemistad, aboliendo en su carne la ley de los mandamientos dados en las ordenanzas contra los gentiles", para crear en sí mismo de los dos un solo y nuevo hombre, firmando la paz, y reconciliar con YHWH a ambos en un solo cuerpo, por medio del sufrimiento del madero, destruyendo allí las enemistades. Y vino y anunció" las buenas noticias de Shalóm a vosotros que estabais lejos, y Shalóm a los que estaban cerca"

La causa e inicio de un nuevo comienzo.

El relato de las Escrituras en Génesis 6:5-13, indica la causa del fin de la primera sociedad establecida en la tierra desde la creación del hombre y el comienzo de la sociedad en que vivimos, dice:
“Y vio YHWH que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal. Y se arrepintió YHWH de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. Y dijo YHWH: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho. Pero Nóaj halló gracia ante los ojos de YHWH. Estas son las generaciones de Nóaj: Nóaj, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con YHWH caminó Nóaj. Y engendró Nóaj tres hijos: a Shem, a Cam y a Jafet. Y se corrompió la tierra delante de YHWH, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró YHWH la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Dijo, pues, YHWH a Nóaj: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos”.
De los hijos de Noé proceden las naciones de la tierra, después del diluvio.
De Jafet fueron pobladas las costas de las naciones. La región de Magog entre otras.
De Cam descienden principalmente, los Cusitas, los egipcios, los Cananitas y los filisteos. Sodoma y Gomorra fueron localidades establecidas por los descendientes de Cam.
De Shem descienden los semitas, los arameos y los hebreos.

El Eterno elige a un hombre de los descendientes de Shem; a Abram, por ser este un hombre Manso, Temeroso, fiel y por sobre todo esto deseoso de conocer la verdad, sus abuelos Noah y Shem habían consagrado sus vidas al servicio del ser supremo, el creador; no obstante el conocimiento que Abram tenía  de esta realidad no estaba muy claro, por haberse criado a la sombra de su padre Tare, quien contrario a sus padres era un idolatra adorador de falsos dioses. El Eterno necesitaba un hombre con el cual emprender la gran tarea de salvar al mundo; del pecado, de la gran corrupción moral y espiritual en que sucumbía nuevamente. Las cualidades de Abram se ajustaban a los requerimientos del Eterno.

“Entonces YHWH dijo a Abram: “Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.” Yo haré de ti una gran Nación. Te bendeciré y engrandeceré tu nombre, y Serás Bendición.”

Abram Tenía 75 años cuando Salió de Harán. Es entonces cuando recibe el llamado del Eterno, y Abram Tomó a Sarai su mujer, a Lot su sobrino y todos los bienes que Habían acumulado y a las personas que Habían adquirido en Harán; y partieron hacia la tierra de Canaán. Abram tenía una gran preocupación, puesto que el Eterno le había prometido hacer de él una gran nación, pero su esposa Sarai era estéril, y de su criado no podría salir su descendencia; ¿Cómo sería esto?, fue entonces cuando El Eterno le aclara la situación.

“Y he Aquí que la palabra de YHWH vino a él diciendo: “… alguien que salga de tus entrañas Será el que te herede. Entonces lo Llevó fuera y le dijo: “Mira, por favor, al cielo y cuenta las estrellas, si acaso las puedes contar.”  “Y Añadió: Así Será tu descendencia”. El Creyó a YHWH, y le fue contado por justicia…”
“Abram Tenía 99 años cuando YHWH se le Apareció y le dijo: “Yo soy el Elohim Todopoderoso; camina delante de Mí y sé perfecto. Yo cumpliré mi pacto entre yo y Tú, y te multiplicaré en gran manera.”

Las expresiones; judíos y gentiles, son muy conocidas por los creyentes y estudiosos de la biblia, se entiende que son culturas que están en franca oposición dadas las características de sus actitudes, los judíos por su parte, se reconocen como quienes han sido los legítimos adoradores  del Eterno, por cuanto se han esforzado por guardar los mandamientos dados por El padre. Los gentiles se caracterizan por estar lejos de guardar los mandamientos y por consecuencia, apartados de El Eterno y postrados ante la más despreciable idolatría y abominaciones según la perspectiva bíblica.
Cabe destacar que según la configuración histórica la mayoría de las naciones de la tierra, están constituidas por los descendientes del Patriarca Abraham, de quien  proceden por parte de Isaac y su hijo Yaakov, los Israelitas, quienes se desplegaron en 12 tribus esparcidas en los cuatro confines de la tierra; y por parte de Ismael, todas las naciones Árabes.
En su primer contacto con Abram el Eterno le promete ser una bendición para todas las familias de la tierra.

Génesis 12:1-3 “YHWH le dijo a Abram:” “Sal de tu tierra natal y de la casa de tu padre a la tierra que yo te mostraré. Haré de ti una nación grande, y te bendeciré; engrandeceré tu nombre, y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y degradaré al que te maldiga; y todas las familias de la tierra se bendecirán por medio de ti”.

En este fragmento se encuentran dos promesas muy importantes: La primera; que haría de él una nación grande. Grande no por la cantidad de personas que la conformaría, sino por las cualidades que se destacarían en ella, se refería a la nación judía, de donde proviene el Mashiaj; el elegido para la liberación de la humanidad de los efectos del pecado, una nación a la que daría sus instrucciones para que las impartieran a todas las familias de la tierra, y a través de ella dar también todos los conocimientos en todos los ámbitos para el bienestar en todo sentido a la humanidad.
Y la segunda; es que en el serian bendecidas todas las familias de la tierra. Es decir que todas las naciones de la tierra serian beneficiadas por las actitudes y acciones de la primera.
Como es bien sabido la nación judía no ha sido comprendida por las demás naciones de la tierra, han sido despreciados, perseguidos, maltratados, y matados sin compasión alguna; tipificando así, al mismo elegido por el Eterno para bendecir a todas las familias de la tierra, El Mashiaj.
De esto nos escribe Rav Shaul (apóstol Pablo) en su carta a los creyentes de Italia:

Rom. 11:16-18. 16-18. “Si las primicias son kadosh, también lo es la masa de donde es tomada"; y si la raíz es kadosh, también lo son las ramas. Pues si algunas de las ramas fueron desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, has sido injertado entre ellas, y has sido hecho participante de la raíz y de la rica savia del olivo, no te jactes contra las ramas; y si te jactas, sabe que no sustentas tú a la raíz, sino la raíz a ti.”

La promesa al Patriarca Abraham, comenzaría a tener cumplimiento precisamente con la llegada del Mashiaj Yeshua, quien introduciría un recurso que permite que un gentil sea parte de la primera nación; Israel, por medio de una conversión  genuina al Elohim de Israel por medio de los meritos de Yeshua.

Esto fue lo que expresó Rav Shaul en su carta a los Creyentes de Galasia:

Gálatas 3:29. “Y si vosotros sois de Mashiaj, entonces sois descendencia de Abraham y herederos del mundo por venir según la promesa.”

Después del patriarca Abraham, la promesa le fue confirmada por El Eterno a su hijo Yitsjak (Isaac),  el segundo patriarca, el hijo de la promesa; esto es lo que dice en Génesis 26: 1-5:

“Hubo un hambre en el país; aparte del hambre anterior que había ocurrido en los días de Abraham; y Yitsjaq acudió a Avimélekh, rey de los pelishtinos, en Guerar. YHWH se le había aparecido y le había dicho: “No bajes a Mitsráyim (Egipto); quédate en la tierra que yo te señalo. Reside en esta tierra, y yo estaré contigo y te bendeciré; yo te asignaré todas estas tierras a ti y a tu linaje, en cumplimiento del juramento que le hice a tu padre Abraham. Haré a tus descendientes tan numerosos como las estrellas del cielo, y daré a tus descendientes todas estas tierras, de modo que todas las naciones de la tierra se bendecirán por medio de tu linaje; por cuanto Abraham me obedeció y cumplió mi orden: mis mandamientos, mis leyes, y mis enseñanzas”.

En este párrafo comienza a revelarse el plan de redención; este plan se hará más claro con el tercer patriarca Yaakov; (Jacob) cuando él estuvo huyendo de su hermano Esáv (Esaú), habiendo llegado a un lugar especial, le fue revelada una visión profética; esto fue lo que ocurrió:

Génesis 28:13-14. “Y YHWH estaba parado por encima de ella y dijo: “Yo soy YHWH, el Elohim de tu padre Abraham y el Elohim de Yitsjak: el suelo en el que estás recostado te lo asignaré a ti y a tu linaje. Tus descendientes serán como el polvo de la tierra; te esparcirás al oeste y al este, al norte y al sur. Todas las familias de la tierra se bendecirán por medio de ti y de tus descendientes.”

Después de transcurridos aproximadamente 20 años, de nuevo se le aparece El Eterno a Yaakov y le confirma el plan de una manera más clara; esto es lo que leemos:

Génesis 35:9-13. “Elohim se le apareció de nuevo a Yaakov a su llegada de Padán Aram, y lo bendijo. Elohim le dijo: “Tú que te llamas Yaakov, tu nombre no será más Yaakov, sino que te llamarás Yisrael”. Y así lo llamó Yisrael. Elohim le dijo: “Yo soy El-Shaday, el Poderoso Omnipotente. Sé fecundo y multiplícate; una nación, sí, una asamblea de naciones descenderá de ti. Reyes saldrán de tus lomos. La tierra que le asigné a Abraham y a Yitsjak te la asigno a ti; y a tu linaje venidero le asignaré el país”…

 En la promesa dada a Abraham y ratificada a Yitsjak, existe una diferencia con la que El Eterno le da a Yaakov; La promesa a Abraham y a Yitsjak fue: “Yo haré de ti una gran Nación” a Yaakov fue: “descenderá de ti una nación y una asamblea de naciones”.

Como ya lo dije antes del Patriarca Abraham salieron los Israelitas y los Ismaelitas, entre otros. De Yitsjak, todos los pueblos que descienden por parte Esav, tales como los Amalequitas, los Edomitas, entre otros, de Esav nace Magdiel, el padre de los romanos. Y de Yaakov nacen doce hijos que conforman las doce tribus que consisten en el pueblo de Israel. De esto entendemos la promesa; “una nación y una asamblea de naciones”.

Yaakov  guardo esta revelación en su corazón por muchos años, paso por muchas pruebas que le prepararían para el cumplimiento de la promesa, supero el estar habitando con el tramposo de Laban, también supero la prueba de enfrentarse con su hermano Esav, también supero la prueba de enfrentarse con un Ángel, pero no pudo superar la pérdida de su amado hijo Yosef, en el transcurso de veinte años de situaciones difíciles, Yaakov había perdido la perspectiva profética revelada por El Eterno; No fue sino hasta que le fue anunciado que su amado Yosef  vivía y que era señor de Mitzrayim (Egipto) cuando pudo conectarse de nuevo con la revelación profética; así lo relata la escritura:

Gen. 45:27-28. “Pero cuando le repitieron todo lo que Yosef les había dicho, y cuando vio los vagones que Yosef había enviado para transportarlo, el espíritu de Yaakov su padre revivió. “¡Es suficiente!” dijo Yisrael, “¡Mi hijo Yosef está vivo todavía! Tengo que ir a verlo antes de que me muera”.

Efrayim el elegido.

A partir de este momento la vida de Yaakov volvió a ser caracterizada por la revelación del Eterno. Se hizo claro el plan profético ratificado a el por YHWH; había llegado el momento de anunciarlo a su descendencia.
Este es el relato al respecto registrado en Génesis 48:3-20:

Y Yaakov le dijo a Yosef: “El-Shaday el Poderoso Omnipotente se me apareció en Luz en la tierra de Kenáan, y me bendijo, y me dijo: “Te haré fértil y numeroso; te convertiré en una comunidad de pueblos; y le asignaré esta tierra a tu linaje venidero como posesión perpetua. Ahora, tus dos hijos, que te nacieron en la tierra de Mitzrayim antes de que yo viniera a ti a Mitzrayim, serán míos; Efrayim y Manashé no serán menos míos que Reubén y Shimón. Pero la progenie que te nazca después de ellos será tuya; ellos quedarán registrados en lugar de sus hermanos en su herencia. [Hago esto porque] cuando yo regresaba de Padán, murió Rajel, para tristeza mía, mientras yo residía como extranjero en la tierra de Kenaan, estando aún a cierta distancia de Efratah; y la sepulté allí en el camino a Efratah” –ahora Bet Léhem. Notando a los hijos de Yosef, Yisrael preguntó: “¿Quiénes son estos?” Y Yosef le dijo a su padre: “Estos son mis hijos, que Elohim me ha dado aquí”. Y él dijo: “Tráemelos, para bendecirlos”. Para entonces los ojos de Yisrael estaban nublados por la edad; no podía ver. Así que [Yosef] se los acercó, y él los besó y los abrazó. E Yisrael le dijo a Yosef: “Nunca esperaba volver a verte, y ahora Elohim me ha permitido ver a tus hijos también”. Yosef entonces se los quitó de las rodillas, y se postró con el rostro en el suelo. Yosef los tomó a los dos, a Efrayim con la mano derecha –a la izquierda de Yisrael– y a Manashé con la mano izquierda –a la derecha de Yisrael– y se los acercó. Pero Yisrael alargó su mano derecha y la puso sobre la cabeza de Efrayim, aunque era el menor, y su mano izquierda sobre la cabeza de Manashé cruzando así las manos –aunque Manashé era el primogénito. Y bendijo a Yosef, diciendo: “ha'Elohim en cuyos caminos anduvieron mis padres Avraham y Yitsjak, ha'Elohim que ha sido mi pastor desde mi nacimiento hasta este día –el Mensajero que me ha rescatado de todo mal– bendiga a los muchachos. En ellos se recordará mi nombre, y los nombres de mis padres Avraham y Yitzjak, y que ellos lleguen a ser grandes multitudes sobre la tierra”. Cuando Yosef vio que su padre estaba poniendo su mano derecha sobre la cabeza de Efrayim, pensó que se había equivocado; así que tomó la mano de su padre para moverla de la cabeza de Efrayim a la de Manashé. “Así no, padre”, le dijo Yosef a su padre, “que el otro es el primogénito; pon tu mano derecha sobre su cabeza”. Pero su padre objetó, diciendo: “Lo sé, hijo mío, lo sé. El también llegará a ser un pueblo, y también será grande. Pero su hermano menor será más grande que él, y su linaje será suficientemente numeroso para formar naciones”. Así los bendijo aquel día, diciendo: “Por medio de ustedes invocará Yisrael las bendiciones, diciendo: Que Elohim te haga como a Efrayim y Manashé”. Así puso a Efrayim antes de Manashé.”

Como hemos  apreciado  en esta escritura, Yaakov adopta  a los dos hijos de Yosef como sus hijos; y así es como Efrayim y Manashé son contados entre las doce tribus de Yisrael. Yaakov vio proféticamente en Efrayim el cumplimiento de la promesa que el Eterno le había dado años antes y que el patriarca había guardado diligentemente en su corazón. Y bendijo a Efrayim con esta extraordinaria declaración: “su linaje será suficientemente numeroso para formar naciones”. Es así como el plan de redención que el Eterno está desarrollando  tendrá cumplimiento en los descendientes de Efrayim. Rav Shaul, en su carta a los creyentes de Éfeso les da una extraordinaria  exposición del plan del Eterno a través de Efrayim.

La historia de la formación de la nación de Israel como todos sabemos, se inicia con los 12 hijos que saldrían de Yaakov, la cual fue redimida de la esclavitud de los Mitzrayim (egipcios), y que recibió en el monte Sinaí  la constitución que le ayudaría a alcanzar su propósito, ser un real sacerdocio.
Después de los 40 años de vagar en el desierto, donde fueron probados, instruidos, formados por  El Eterno, El Elohim de Israel. Conquistaron  la tierra prometida bajo la dirección de Yehoshúa (Josué), habitaron en ella dirigidos por grandes jueces hasta que se formo un sistema monárquico en el que Shaul fue el primer Rey, quien fue sucedido por el rey David, un hombre conforme al corazón de YHWH, escritor de la mayoría de los Salmos, que confrontan nuestros corazones aun hoy en día.

El Reino del sur y el Reino del Norte.

Esto nos ubica al comienzo del cumplimiento profético del plan de redención. Después de la muerte de David, su hijo Shlomoh (Salomón)  heredo el Reino, El Rey Shlomoh fue un hombre pacífico, apasionado, lo cual lo llevo a hacer acuerdos políticos para asegurar la paz en Israel y sus fronteras, se caso con princesas de otros reinos.
Shlomoh llego a tener un elevado número de esposas y concubinas de otros reinos que fueron trayendo la idolatría de sus pueblos a la nación de Israel. Consecuentemente el pueblo de Israel comenzó a prostituirse y a adorar aquellos falsos dioses, y allí comenzó la decadencia espiritual de Israel. El Eterno envió un profeta a Yeroboam, un gran hombre de aquellos días, siervo de Shlomoh para anunciarle las consecuencias de sus desatinos, esto es lo que nos dicen las Escrituras en 1Reyes 11:29-39:

 “Durante aquel tiempo Yeroboam salió de Yerushalem, y el profeta Ajiyah de Shiloh lo encontró en el camino. Este se había puesto un manto nuevo, y cuando estaban los dos solos en el campo, Ajiyah cogió el manto nuevo que llevaba puesto y lo desgarró en doce pedazos. Y le dijo a Yeroboam: “Toma diez pedazos para ti, porque así ha dicho YHWH el Elohim de Yisrael: “Voy a arrebatarle el reino de las manos a Shelomoh, y a ti te daré diez tribus. Pero él tendrá una tribu –por amor a mi siervo David y por amor a Yerushalem, la ciudad que yo he elegido de entre todas las tribus de Yisrael. Porque me han dejado y han adorado a Ashtóret, la deidad de los tsidonios; a Kemosh, la deidad de Moav; y a Milkom, la deidad de los amonitas; no han andado en mis caminos para hacer lo que me agrada y guardar mis leyes y mis reglas, como su padre David. Sin embargo, no le quitaré todo el reino, sino que lo mantendré como gobernante mientras viva, por amor a mi siervo David, al que yo elegí, y el que guardó mis mandamientos y mis leyes. Pero quitaré el reino de las manos de su hijo y a ti te daré las diez tribus. A su hijo le daré una tribu, para que mi siervo David tenga en él una lámpara delante de mí en Yerushalem, la ciudad que yo me he elegido para establecer mi nombre. Pero yo te he escogido a ti; reina donde desees, y serás rey de Yisrael. Si obedeces todo lo que te mande, y andas en mis caminos y haces lo recto ante mis ojos, guardando mis leyes y mis mandamientos como hizo mi siervo David, yo estaré contigo y te edificaré una dinastía perdurable como se la edifiqué a David. Yo te hago entrega de Yisrael; y castigaré a la descendencia de David por ese [pecado], pero no para siempre”.

Después de la muerte de Shelomoh, Israel ya no sería una sola nación formada por doce tribus, sino que ahora serian dos naciones, el reino del norte  conformado por 10 tribus, y el reino del sur  formado por dos tribus, tal como lo anuncio el profeta. En el siguiente relato de las Escrituras nos muestra como se efectúa dicha división:

Re 12:1-20 “Rejavam fue a Shekhem, porque todo Yisrael había ido a Shekhem para aclamarlo como rey. Yeroboam hijo de Navat se enteró de ello cuando estaba aún en Mitzrayim; porque Yeroboam había huido del rey Shelomoh, y se había establecido en Mitzrayim. Mandaron a llamarlo, y Yeroboam vino con toda la congregación de Yisrael, y le hablaron a Rejavam lo siguiente: “Tu padre hizo pesado nuestro yugo; ahora, alivia tú el duro trabajo y el pesado yugo que tu padre puso sobre nosotros, y te serviremos”. El les respondió: “Váyanse, y vuelvan a mí dentro de tres días”. Así que el pueblo se fue. El rey Rejavam consultó con los ancianos que le habían servido a su padre Shelomoh, cuando aún vivía. Les preguntó: “¿Qué respuesta aconsejan ustedes que le dé yo a este pueblo?” Ellos le contestaron: “Si te haces hoy servidor de este pueblo y les sirves, y si les respondes con palabras bondadosas, ellos serán tus siervos para siempre”. Pero él ignoró el consejo que le dieron los ancianos, y consultó con los jóvenes que se habían criado con él y que estaban a su servicio. Les preguntó: “¿Qué aconsejan ustedes que respondamos a este pueblo que me ha dicho: ‘Alivia el yugo que tu padre puso sobre nosotros’?” Y los jóvenes que se habían criado con él le respondieron: “Háblale así a este pueblo que ha dicho: ‘Tu padre hizo pesado nuestro yugo; pero tú, hazlo más liviano sobre nosotros’; diles: ‘Mi dedo meñique es más grueso que la cintura de mi padre. Mi padre cargó sobre ustedes un pesado yugo, y yo le añadiré a su yugo; mi padre los azotó con látigos, pero yo los azotaré con escorpiones’.” Yeroboam y todo el pueblo vinieron donde Rejavam al tercer día, siendo que el rey les había dicho: ‘Vuelvan a mí al tercer día’. El rey le respondió al pueblo con dureza, ignorando el consejo que le habían dado los ancianos. Les habló de acuerdo con el consejo de los jóvenes, y les dijo: “Mi padre les hizo pesado su yugo, pero yo le añadiré a su yugo. Mi padre los azotó con látigos, pero yo los azotaré con escorpiones”. (El rey no le hizo caso al pueblo, porque YHWH había dispuesto esto para cumplir la promesa que le había dado a Yeroboam hijo de Navat por medio de Ajiyah el shilonita). Cuando todo Yisrael vio que el rey no les había hecho caso, el pueblo le respondió al rey: “¡No tenemos parte con David! ¡No tenemos herencia en el hijo de Yishay! ¡A tus moradas, Yisrael! ¡Vela ahora por tu propia casa, oh David!” Entonces los Yisraelitas se fueron a sus moradas. Pero Rejavam continuó reinando sobre los Yisraelitas que habitaban en los poblados de Yahudah. El rey Rejavam envió a Adoniram, que estaba a cargo del tributo laboral; pero todo Yisrael lo apedreó, y murió. Entonces el rey Rejavam se apresuró a subir en su carro para huir a Yerushalem. Así se rebeló Yisrael contra la casa de David, como es todavía el caso. Cuando todo Yisrael oyó que Yeroboam había vuelto, enviaron mensajeros para llamarlo a la asamblea y lo hicieron rey de todo Yisrael. Solamente la tribu de Yahudah permaneció leal a la Casa de David.

Como consecuencia de una aparente causa política, una nación se divide en dos reinos, fue el cumplimiento profético de aquella promesa que El Eterno le había revelado a Yaakov, la cual el le había transmitido a Efrayim. Por tal motivo, Yisrael ya no sería una sola nación, sino que ahora seria constituido en dos reinos. Un reino al Sur compuesto por dos tribus cuya capital seria Yerushalem. Y el otro reino al norte compuesto por 10 tribus que tendría su capital en Samaria, territorio de la tribu de Efrayim. Sin embargo todavía no se manifiesta el cumplimiento de la profecía dada a Yaakov “multitud de naciones” vemos un pueblo dividido en dos naciones solamente.
Es de gran importancia saber que el reino del norte seria conocido por varios nombres; Casa de Israel, Casa de Yosef, Casa de Efrayim o simplemente Reino del norte.
En comparación el Reino del sur, seria conocido como Casa de Yehudáh, Casa de David o Reino del sur.
Esto es de mucha importancia al analizar las profecías bíblicas, cada vez que alguno de los profetas  uso el titulo Casa de Israel, Casa de Yosef, Casa de Efrayim se refería a el Reino del norte conformado por diez tribus, y cuando uso el titulo Casa de David o Casa de Yehudáh se refiere al Reino del Sur conformado en dos tribus; por ejemplo:
Jeremías 3:18 “En esos tiempos la Casa de Yehudáh caminará con la Casa de Yisrael; vendrán  juntas de la tierra del norte a la tierra que di a sus padres como propiedad”.

Este versículo evidencia que el Reino del sur, la Casa de Yehudáh y el reino del norte la Casa de Yisrael son dos reinos divididos.
Observemos otros textos:

Jeremías 31:31. Habla del nuevo Pacto:
“Miren, viene un tiempo –declara YHWH– cuando haré una nueva alianza con la Casa de Yisrael y con la Casa de Yehudáh”.

Jeremías 33:14, Del cumplimiento de la promesa :
“Miren, vienen días –declara YHWH– en que cumpliré la promesa que le hice a la Casa de Yisrael y a la Casa de Yehudáh”

Evidentemente en cada uno de estos versos Israel está dividido en dos Reinos, dos naciones, pero El Eterno había prometido a Yaakov que de Efrayim saldrían “multitud de naciones”. El Eterno encomienda a un nuevo profeta para confirmar la profecía; a Hoshea.

 Oseas 1:2-9. “Cuando YHWH le habló por primera vez a Hoshea, YHWH le dijo a Hoshea: “Ve, consíguete una esposa de prostitución e hijos de prostitución; porque el país se prostituirá apartándose de YHWH”. Así que fue y se casó con Gómer hija de Dibláyim. Ella concibió y le dio un hijo, y YHWH le instruyó: “Llámalo Yizreel; porque pronto castigaré a la Casa de Yehú por los hechos sangrientos en Yizreel y le pondré fin a la monarquía de la Casa de Yisrael. En ese día quebraré el arco de Yisrael en el Valle de Yizreel”. Concibió ella otra vez y tuvo una hija; y Él le dijo: “Llámala Lo-ruhama; porque no aceptaré más a la Casa de Yisrael ni los perdonaré. –Pero aceptaré a la Casa de Yahudah, y les daré la victoria por YHWH su Elohim. No les daré la victoria con arco, ni con espada, ni con batalla, ni con caballos y jinetes. –”Después de destetar a Lo-ruhama, concibió y tuvo un hijo. Entonces Él dijo: “Llámalo Lo-ammi; porque ustedes no son mi pueblo, y yo no seré [Elohim] de ustedes”.

En esta profecía está muy claro el mensaje, el reino del norte, Casa de Israel no será perdonada, El Eterno no tendrá misericordia de ellos y no serán más su pueblo; no así con la Casa de Yehudáh.  El mensaje profético está revelado en cada uno de los nombres de los hijos del profeta Hoshea:

1.- Yizreel, que significa “YHWH Dispersa”; Los dispersaría por todos los confines de la tierra.
2.- Lo-ruhama, que significa “Sin piedad, sin misericordia”; El Eterno los trataría sin misericordia.
3.-Lo-ammi, que significa “No es mi pueblo” porque la Casa de Israel dejaría de ser pueblo del Eterno.

 Pero con la Casa de Yehudáh, tendría misericordia y los salvaría.  

Con el cumplimiento de esta profecía El Eterno esparciría a la Casa de Israel entre todas las naciones de la tierra, y se cumpliría la promesa a Yaakov de que Efrayim formaría multitud de naciones.
Otro de los profetas, Jeremías,  nos anuncia la forma en que El Eterno dispersaría a la Casa de Israel entre todas las naciones de la tierra:

Jeremías 5:15-19. “Miren, yo traigo sobre ustedes, oh Casa de Yisrael, una nación distante, –declara YHWH; es una nación duradera, una nación antigua, una nación cuyo idioma ignoras – no entenderás lo que diga. Su aljaba es como sepulcro que bosteza – todos ellos son valientes. Devorarán tu cosecha y tu comida; devorarán a tus hijos y a tus hijas; devorarán tus rebaños y manadas; devorarán tus viñas y tus higueras. A espada destruirán las ciudades fortificadas en las que confías. Pero aun en esos días –declara YHWH– no los consumiré del todo. Y cuando ellos pregunten: “¿Por qué nos hizo YHWH nuestro Elohim todas estas cosas?” tú les responderás: “Porque ustedes me abandonaron y sirvieron a elohim extranjeros en su propia tierra, tendrán que servir a extranjeros en tierra ajena”.


Gentilización y restauración de Yisrael.

El Eterno usaría una nación para que invadieran al reino del norte y los esparciera entre todas las naciones,
Para dar cumplimiento a lo prometido, esto es lo que relatan las escrituras:

2 Reyes 18:9-12. “En el cuarto año del rey Jizqiyah, que era el séptimo año de Hoshea hijo de Elá, rey de Yisrael, Shalmanéser, rey de Ashur, marchó contra Shomrón y la sitió; y la capturó al cabo de tres años. Shomrón fue capturada en el sexto año de Jizqiyah, que era el noveno año de Hoshea, rey de Yisrael. El rey de Ashur deportó a los yisraelitas a Ashur; los estableció en Jalaj, a lo largo del Jabor [y] el Río Gozán, y en las ciudades de Maday; [Esto sucedió] porque no obedecieron la voz de YHWH su Elohim; quebrantaron su alianza –no obedecieron ni cumplieron todo lo que había mandado Mosheh, siervo de YHWH”.

De esta manera fue como los asirios tomaron cautivos al reino del norte y los dispersaron entre todas las naciones, esto fue lo que predijo el profeta Amos:

Amó 9:9. “Porque daré la orden para zarandear a la Casa de Yisrael –en todas las naciones– como se cierne [arena] en un cedazo, y no cae ni una piedra al suelo.”

La Casa de Yisrael fue zarandeada, cernida; entre todas las naciones, y a la vista de los hombres nunca más se ha conocido su paradero; sin embargo la ira del Eterno no es para siempre; Acaso no tendrá misericordia el Misericordioso, por lo tanto, aun cuando se enojo con la Casa de Israel, el Reino del Norte, también prometió su restauración a través del profeta Jeremías:

Jeremías 16:14-17.  “Ciertamente, viene un tiempo –declara YHWH– cuando no se dirá más: ‘¡Por vida de YHWH, que hizo subir a los yisraelitas de la tierra de Mitzrayim!’, sino: ‘¡Por vida de YHWH, que hizo subir a los yisraelitas de la tierra del norte, y de todas las tierras a donde los había desterrado!’ Pues los traeré de nuevo a su suelo, el cual di a sus padres. Miren, yo envío a muchos pescadores, y los pescarán –declara YHWH. Y después de eso enviaré a muchos cazadores, y los cazarán sobre todo monte, sobre toda colina y en las hendiduras de las peñas. Porque mis ojos están sobre todos sus caminos; no están ocultos de mi presencia, su maldad no se esconde de mi vista”.

Aquí se destacan tres aspectos muy importantes, que son:

1.- Se confirma que YHWH no disperso a la casa de Yisrael a una sola tierra, sino a muchas naciones.
2.- El Eterno promete restaurarlos y traerlos de nuevo a su tierra.
3.- Aunque para los hombres es desconocido el paradero de la Casa de Yisrael, Para el Eterno, El dice: “Porque mis ojos están sobre todos sus caminos” El conoce perfectamente donde se encuentra cada uno de los descendientes de la Casa de Israel.

El plan de restauración de la Casa de Israel está plasmado muy claramente en muchos pasajes de las Escrituras, veamos algunos para comprenderlo:

Jeremias 31:1-21. “En aquel tiempo –declara YHWH– yo seré el Elohim de todas los clanes de Yisrael, y ellos serán mi pueblo. Así ha dicho YHWH: El pueblo escapó de la espada, halló favor en el desierto; cuando Yisrael iba marchando al hogar. YHWH se me reveló desde antaño, diciendo: “Con amor eterno te he amado; por eso te he prolongado mi favor. Te edificaré firmemente otra vez, oh Virgen Yisrael. De nuevo tomarás tus panderos y saldrás al ritmo de las bailarinas. Otra vez plantarás viñas en los montes de Shomrón, y los que las planten las disfrutarán. Porque viene el día en que los guardias proclamarán en las alturas de Efrayim: “¡Vengan, subamos a Tsiyón, a YHWH, nuestro Elohim!” Porque así ha dicho YHWH: “Griten de gozo por Yaakov, clamen en las encrucijadas de las naciones. Canten fuerte en alabanza, y digan: ‘¡Salva, YHWH, a tu pueblo, al remanente de Yisrael!’ “Yo los traeré de la tierra del norte, los reuniré de los confines de la tierra –entre ellos vendrán ciegos y cojos, mujeres encinta y las paridas– en una gran multitud volverán acá. Vendrán con llanto, y con compasión los guiaré. Los conduciré a los arroyos de aguas, por un camino parejo donde no tropezarán. Porque yo soy siempre un Padre para Yisrael, Efrayim es mi primogénito”. ¡Oh naciones, escuchen la palabra de YHWH y háganlo saber en las costas lejanas! Digan: “El que dispersó a Yisrael lo reunirá y lo guardará, como el pastor a su rebaño”. Porque YHWH rescatará a Yaakov, lo redimirá de uno muy fuerte para él. Vendrán y cantarán en la cumbre de Tsiyón, radiantes por la bondad de YHWH – por el grano, el vino nuevo, el aceite y las crías de las ovejas y del ganado. Su vida será como huerto regado, nunca más volverán a languidecer. Entonces las doncellas danzarán alegremente, jóvenes y ancianos juntamente.
Transformaré su duelo en gozo, los consolaré y los alegraré en su dolor. Colmaré de abundancia al sacerdote, y mi pueblo se saciará de mi abundancia” – declara YHWH. Así ha dicho YHWH: “Una voz se oye en Ramá –lamento y llanto amargo– Raquel llorando por sus hijos. No quiere que la consuelen por sus hijos, porque se han ido”.  Así ha dicho YHWH: “Restringe tu voz del llanto, tus ojos de derramar lágrimas, porque hay una recompensa para tu obra –declara YHWH: Ellos volverán de la tierra del enemigo. Y hay esperanza para tu futuro; tus hijos volverán a su país –declara YHWH. Puedo oír a Efrayim que se lamenta: “Me castigaste y fui castigado como novillo sin domar. Recíbeme de nuevo, déjame volver; porque tú, oh YHWH, eres mi Elohim. Ahora que he regresado, estoy lleno de remordimiento; ahora que me doy cuenta, golpeo mi muslo. Estoy avergonzado y humillado, porque he llevado el oprobio de mi juventud”. “Ciertamente Efrayim es un hijo querido para mí, un niño mimado. Siempre que me he vuelto contra él, no se ha apartado de él mi pensamiento. Por eso mi corazón se enternece por él; lo volveré a recibir en amor –declara YHWH. Levanta indicadores, pon señales de camino; ten en mente el camino principal, el camino por el cual viajaste. Vuelve, Doncella Yisrael; vuelve a estos poblados tuyos.

El Eterno ama a su hijo preciado Efrayim, por eso lo restaurara. Ezequiel lo recalca de manera muy espacial.

Ezequiel 36:17-38. “Hijo de hombre, cuando la casa de Yisrael habitaba en su tierra, la contaminaban con su conducta y sus obras. Su conducta delante de mí fue como la inmundicia de una mujer menstruosa. Y yo derramé mi ira sobre ellos, por la sangre que derramaron sobre la tierra y porque la contaminaron con sus ídolos. Los dispersé por las naciones, y fueron esparcidos por los países. Los juzgué conforme a su conducta y a sus obras. Pero cuando llegaron a las naciones a donde fueron, profanaron mi santo nombre cuando se decía de ellos: ‘¡Estos son el pueblo de YHWH, pero de la tierra de él han salido!’ He tenido dolor al ver mi santo nombre profanado por la casa de Yisrael en las naciones adonde fueron. Por tanto, dile a la Casa de Yisrael que así ha dicho Adonay YHWH: “No lo hago por ustedes, oh Casa de Yisrael, sino por causa de mi santo nombre, al cual han profanado en las naciones adonde han llegado. Yo mostraré la santidad de mi gran nombre que fue profanado en las naciones, en medio de las cuales ustedes lo profanaron. Y sabrán las naciones que yo soy YHWH, cuando muestre mi santidad en ustedes a la vista de ellos’, dice Adonay YHWH. Yo, pues, los tomaré de las naciones y los reuniré de todos los países, y los traeré a su propia tierra. Entonces esparciré sobre ustedes agua pura, y serán purificados de todas sus impurezas. Los purificaré de todos sus ídolos. Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevo dentro de ustedes. Quitaré de su cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Pondré mi espíritu dentro de ustedes y haré que anden según mis leyes, que guarden mis decretos y que los pongan en práctica. Y habitarán en la tierra que di a sus padres. Ustedes serán mi pueblo, y yo seré su Elohim. Y cuando yo los haya librado de todas sus impurezas, llamaré al trigo y lo multiplicaré, y no los someteré más al hambre. Multiplicaré, asimismo, el fruto de los árboles y el producto de los campos, para que nunca más reciban insulto entre las naciones, por causa del hambre. Entonces se acordarán de sus malos caminos y de sus hechos que no fueron buenos, y se detestarán a ustedes mismos por sus iniquidades y por sus abominaciones. No es por causa de ustedes que hago esto; sépanlo bien, dice Adonay YHWH. ¡Avergüéncense y llénense de bochorno a causa de sus caminos, oh casa de Yisrael!” Así ha dicho Adonay YHWH: “El día en que yo los purifique de todas sus iniquidades, haré también que sean habitadas las ciudades y que sean reconstruidas las ruinas. La tierra desolada será cultivada, en contraste con haber estado desolada ante los ojos de todos los que pasaban. Y dirán: ‘Esta tierra que estaba desolada ha venido a ser como el huerto del Edén, y estas ciudades que estaban destruidas, desoladas y arruinadas ahora están fortificadas y habitadas’. Entonces las naciones que fueron dejadas en sus alrededores sabrán que yo, YHWH, he reconstruido las ciudades arruinadas y he plantado la tierra desolada. Yo, YHWH, he hablado y lo haré”. 37 Así ha dicho Adonay YHWH: “Aún me ha de buscar la casa de Yisrael para que les haga esto: Multiplicaré los hombres como los rebaños. Como las ovejas consagradas, como las ovejas de Yerushalem en sus festividades, así las ciudades desiertas estarán llenas de rebaños de hombres. Y sabrán que yo soy YHWH”.

Ezequiel 37:1-13. “La mano de YHWH vino sobre mí; me llevó fuera por el espíritu de YHWH y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. Me hizo pasar junto y alrededor de ellos, y vi que eran muchísimos sobre la superficie del valle. Y noté que estaban muy secos. Entonces me preguntó: “Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos?” Y respondí: “Oh Adonay YHWH, tú lo sabes”. Entonces me dijo: “Profetiza a estos huesos y diles: ‘Huesos secos, oigan la palabra de YHWH. Así ha dicho Adonay YHWH a estos huesos: Yo hago entrar espíritu en ustedes, y vivirán. Pondré tendones sobre ustedes, haré subir carne sobre ustedes, los cubriré de piel y pondré espíritu en ustedes; y vivirán. Y sabrán que yo soy YHWH’. “Así que profeticé como se me ordenó; y mientras yo profetizaba, hubo un ruido. Y ocurrió un temblor, y los huesos se juntaron, cada hueso con su hueso. Miré, y vi que subían sobre ellos tendones y carne, y la piel se extendió encima de ellos. Pero no había espíritu en ellos. Entonces me dijo: “Profetízale al aliento. Profetiza, oh hijo de hombre, y dile al aliento que así ha dicho Adonay YHWH: “Oh aliento, ven desde los cuatro vientos y sopla sobre estos muertos, para que vivan”. Profeticé como me había mandado, y el aliento entró en ellos, y cobraron vida. Y se pusieron de pie: ¡un ejército grande en extremo! Luego me dijo: “Hijo de hombre, estos huesos son toda la Casa de Yisrael. Ellos dicen: ‘Nuestros huesos se han secado. Se ha perdido nuestra esperanza. Somos del todo destruidos’. Por tanto, profetiza y diles que así ha dicho Adonay YHWH: “Mira, pueblo mío, yo abriré los sepulcros de ustedes. Los haré subir de sus sepulcros y los traeré a la tierra de Yisrael. Y sabrán que soy YHWH, cuando yo abra sus sepulcros y los haga subir de sus sepulcros, oh pueblo mío.

Rav Shaul nos dice que la enemistad que ha existido por miles de años entre la Casa de Yehudáh y la Casa de Yisrael, será eliminada por el Mashiaj Yeshua, de lo cual en adelante  lo veremos.

Efesios 2:14. “Porque él es nuestra paz, que de ambos nos hizo uno. El derribó en su carne la barrera de división, es decir, la hostilidad…”

La gran rivalidad, la enemistad entre las dos casas que conforman la nación de Israel nace en el mismo momento en que la nación se divide, en 2 Crónicas de los Reyes 10:16, dice:

“Cuando todo Yisrael [vio] que el rey no les había hecho caso, el pueblo le respondió al rey: “¡No tenemos parte con David! ¡No tenemos herencia en el hijo de Yishay! ¡A tus moradas, oh Yisrael! ¡Vela ahora por tu propia casa, David!” Entonces todo Yisrael se fue a sus moradas.”

En los días de Yeshua, cuando el segundo templo aun estaba en pie, habitaban en Shomrón (Samaria) unos pocos descendientes de la casa de Israel, las Escrituras nos dan testimonio de la enemistad que existía entre Yehudim y Shomronitas (judíos y samaritanos), esto es lo que expresa:

Juan 4:9. “Entonces la mujer shomronita le dijo: “¿Cómo es que tú, siendo yahudita, me pides de beber a mí, que soy una mujer shomronita?” (Porque los yahuditas no se tratan con los shomronitas).”

La razón de esta enemistad, es porque los Yehudim no consideraban a los Shomronitas como Yisraelitas, porque los asirios trajeron a Shomron gente de otros pueblos y los mesclaron  con los pocos descendientes de Efrayim que quedaban en la tierra. Con relación a esto escribe el profeta Yeshayahu lo siguiente:

Isaias 11:13. “Entonces cesará la envidia de Efráyim, y terminará la hostilidad contra Yahudah;
Efráyim no envidiará a Yahudah, ni Yahudah hostilizará a Efráyim.”





La reunificación de Yisrael.

El Eterno promete que un día esta enemistad desaparecerá. Además de esto El Eterno, no solo promete que acabara con esta enemistad, sino que unirá estas dos casas para que sean una sola nación, un solo reino. Así lo relata Hoshea:

Oseas 1:10-11. “El número de los del pueblo de Yisrael será como las arenas del mar, que no se puede medir ni contar; y en lugar de que se les diga: “Ustedes no son mi pueblo”, se les llamará Hijos del Elohim Vivo. El pueblo de Yahudah y el pueblo de Yisrael se congregarán en unidad y nombrarán sobre ellos a una sola cabeza; y se levantarán del suelo – ¡porque será maravilloso el día de Yizreel!”

El profeta Ezequiel nos revela cual será el instrumento que utilizara El Eterno para hacer posible que la reunificación de las dos casas sea posible:

Ezequiel 37:15-28. “Entonces me llegó la palabra de YHWH, diciendo: “Tú, hijo de hombre, toma una vara y escribe sobre ella: ‘Para Yehudáh y los hijos de Yisrael, sus compañeros’. Toma después otra vara y escribe sobre ella: ‘Para Yosef (vara de Efrayim) y toda la Casa de Yisrael, sus compañeros’. Luego únelas, una con otra, para que sean una sola; y serán una sola en tu mano. Y cuando los hijos de tu pueblo te pregunten: ‘¿No nos enseñarás qué significan para ti estas cosas?’, les dirás que así ha dicho Adonay YHWH: ‘Miren, yo tomo la vara de Yosef (que está en la mano de Efrayim) y las tribus de Yisrael, sus compañeros, y la pondré junto con la vara de Yehudáh. Los haré una sola vara, y serán una sola en mi mano’. Las varas sobre las cuales escribas estarán en tu mano, ante la vista de ellos. Y les dirás que así ha dicho Adonay YHWH: “Miren, yo tomaré a los hijos de Yisrael de entre las naciones a las cuales fueron; los reuniré de todas partes, y los traeré a su propia tierra. Haré de ellos una sola nación en la tierra, en los montes de Yisrael, y todos ellos tendrán un solo rey. Nunca más serán dos naciones, ni nunca más estarán divididos en dos reinos. No se volverán a contaminar con sus ídolos, ni con sus cosas detestables, ni con ninguna de sus transgresiones. Yo los salvaré de todas sus rebeliones con que han pecado, y los purificaré. Ellos serán mi pueblo, y yo seré su Elohim. Mi siervo David será rey sobre ellos, y habrá un solo pastor para todos ellos. Andarán según mis decretos; guardarán mis estatutos y los pondrán en práctica. Habitarán en la tierra que di a mi siervo, a Yaakov, en la cual habitaron sus padres. En ella habitarán para siempre, ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos. Y mi siervo David será su gobernante para siempre. Haré con ellos un pacto de Shalóm (paz); será un pacto eterno con ellos. Los multiplicaré y pondré mi santuario entre ellos para siempre. Mi tabernáculo estará junto a ellos; yo seré su Elohim, y ellos serán mi pueblo. Y cuando mi santuario esté en medio de ellos para siempre, sabrán las naciones que yo, YHWH, santifico a Yisrael’.”

En esta porción se destacan dos cosas muy importantes, que son:

1.- Dos varas son unidas para hacer posible que esta enemistad se termine y sea posible la reunificación. Y precisamente fueron dos varas las que se unieron para sostener el cuerpo de Yeshua para que a través de su muerte haya sido posible que enemistad de ambos pueblos desaparezca; como lo dice Rav Shaul a los creyentes de Éfeso: “Y mediante el madero reconciliar con Elohim a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades”

2.- La reunificación aun no se ha consumado, sino que tendrá lugar cuando el Mashiaj Yeshua sea enviado, y reaparezca para establecer El Reino de Elohim, El Reino de los Cielos entre nosotros, tal como lo dijo el profeta Yejezkel: “tendrán un solo rey” “Y mi siervo David será su gobernante para siempre.”

La muerte del Mashiaj Yeshua, en su primera venida, era necesaria para establecer el beneficio legal que comenzaría el proceso de restauración en la casa de Yisrael, porque para que la reunificación, es necesario que la casa de Yisrael sea restaurada. Y fue para ello que fue enviado el Mashiaj Yeshua. El dio la siguiente declaración:

Mateo 15:24. “Y respondiendo dijo: “A mí no me han enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Yisrael”.

Y comisiono a sus discípulos para esa misma tarea:

Mateo 10:6-7.  “Pero vayan, más bien, a las ovejas perdidas de la casa de Yisrael. Y cuando vayan, proclamen diciendo: ‘El reino del cielo se ha acercado’.

Yeshua también lo expreso de la manera siguiente:

Marcos 2:17.  “Al oírlo, Yehoshúa les dijo: “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los que están enfermos. No he venido para llamar a justos, sino a pecadores”.”

Según las Escrituras. Pecado no es una condición moral o ética, sino que pecado es infracción de la Tora, (Ley) en otras palabras, usted puede estar actuando moral y éticamente bien, pero si está infringiendo la Tora, está en pecado. Por lo tanto, Efrayim necesariamente debe estar infringiendo la Tora, no importando que su comportamiento ética y moralmente sea bueno, lo que importa es que su comportamiento sea conforme a los mandamientos de la Tora.

Para identificar a Efrayim, debemos fijarnos en lo dicho por el profeta Hoshea:

Oseas 1:9-10. “Entonces Él dijo: “Llámalo Lo-ammi (no es mi pueblo); porque ustedes no son mi pueblo, y yo no seré [Elohim] de ustedes”... Y  “El número de los del pueblo de Yisrael será como las arenas del mar, que no se puede medir ni contar; y en lugar de que se les diga: “Ustedes no son mi pueblo”, se les llamará Hijos del Elohim Vivo.

El mensaje central del profeta Hoshea, en este primer capítulo es que El Eterno; dispersa a Efrayim (Reino del Norte) entre todas las naciones, lo hará sin misericordia porque ellos dejaron de ser su pueblo.
Sin embargo, el amor de YHWH por Efrayim es muy grande. Comparemos el verso anterior con lo que dice Rav Shaul:

Romanos 9:23-26. “¿Y qué si él hizo esto, para dar a conocer la grandeza de su gloria sobre los objetos de misericordia que había preparado de antemano para gloria? Esos somos nosotros, a quienes él ha llamado, no sólo de entre los yahuditas, sino también de entre los gentiles. Como también dice en Hoshea: “Al que no era mi pueblo lo llamaré pueblo mío, y amada a la que no es amada; y en el mismo lugar donde les dijeron que ustedes no son mi pueblo, allí los llamarán hijos de Elohim vivo”.

Rav Shaul esta citando al profeta Hoshea, relacionado con la restauración de la Casa de Yisrael, el reino del norte, para mostrar que los gentiles son llamados al igual que los judíos.
Está mostrando que la conversión de los gentiles es la restauración de la casa de Yisrael; es decir que los gentiles que están atendiendo el mensaje de salvación en realidad son las ovejas perdidas de la casa de Yisrael; las tribus perdidas que se encuentran entre las naciones gentiles. Acerca de lo cual Yeshua dijo:

Juan 10:27-28. “Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen. Yo les doy vida eterna, y no perecerán jamás, y nadie las arrebatará de mi mano.”

Las palabras de Yeshua concuerdan con lo dicho por los profetas, comparemos:

Jeremías 23:1-3. “¡Ay de los pastores que extravían y dispersan a las ovejas de mi prado! –declara YHWH. Ciertamente, así ha dicho YHWH el Elohim de Yisrael a los pastores que apacientan a mi pueblo: Ustedes fueron los que dispersaron y extraviaron a mis ovejas. No se ocuparon de ellas, pero yo me voy a ocupar de ustedes, por sus malas obras – declara YHWH. Yo mismo recogeré al remanente de mis ovejas de todas las tierras a donde las desterré y las haré volver a sus pastizales, donde serán fecundas y se multiplicarán.”

Y Yejezkel:

Ezequiel 34:1-15.  “Entonces me llegó la palabra de YHWH, diciendo: “Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Yisrael. Profetiza y di a los pastores que así ha dicho Adonay YHWH: ‘¡Ay de los pastores de Yisrael que se apacientan a sí mismos! ¿Acaso no deben los pastores apacentar a las ovejas? Pero ustedes se comen a las mejores de ellas y se visten con la lana. Degüellan a la oveja engordada, y no apacientan al rebaño. No fortalecen a las ovejas débiles ni curan a las enfermas. No han vendado a la perniquebrada, ni han hecho volver a la descarriada, ni han buscado a la perdida. Más bien, las han dominado con dureza y con violencia. Ellas se han dispersado por falta de pastor, y están expuestas a ser devoradas por todas las fieras del campo. Han sido dispersadas; mis ovejas han andado descarriadas en todos los montes y sobre toda colina alta. Mis ovejas han sido dispersadas por toda la faz de la tierra, y no ha habido quien se ocupe de ellas ni quien las busque’. Por eso, pastores, oigan la palabra de YHWH: “¡Por vida mía, dice Adonay YHWH, que por cuanto mis ovejas fueron expuestas a ser robadas o a ser devoradas por las fieras del campo, por no tener pastor, y mis pastores no se ocuparon de mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos y no apacentaron a mis ovejas; por eso, pastores, oigan la palabra de YHWH. Así ha dicho Adonay YHWH: ¡Yo estoy contra los pastores, y demandaré mis ovejas de sus manos! Haré que dejen de apacentar a las ovejas, y ellos dejarán de apacentarse a sí mismos. Libraré a mis ovejas de sus bocas, y no les servirán más de comida”. Ciertamente así ha dicho Adonay YHWH: “Yo mismo buscaré mis ovejas y cuidaré de ellas. Como el pastor cuida de su rebaño cuando está entre las ovejas dispersas, así cuidaré de mis ovejas y las libraré en todos los lugares a donde han sido dispersadas en el día del nublado y de la oscuridad. Las sacaré de los pueblos, las reuniré de los países y las traeré a su propia tierra. Las apacentaré en los montes de Yisrael, en las quebradas y en todos los lugares habitados del país. En buenos pastos las apacentaré, y en los altos montes de Yisrael tendrán su pastizal. Se recostarán en el buen pastizal, y se apacentarán con pastos abundantes sobre los montes de Yisrael. Yo apacentaré mis ovejas y las haré recostar, dice Adonay YHWH.

Ha llegado la hora para que todo el remanente de la casa de Yisrael salga del oprobio de las naciones, en especial el oprobio de roma, que ha tenido cautiva a la casa de Yisrael en una religión distinta a la fe de Yisrael, es el momento de volver a la senda antigua, a los caminos deleitosos del Eterno, nuestro Elohim, identifiquémonos con la palabra expresada por Yeshua en el siguiente pasaje:

Lucas 15:11-32. “Dijo además: “Un hombre tenía dos hijos. El menor de ellos le dijo a su padre: ‘Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde’. Y él les repartió los bienes. No muchos días más tarde, después de juntarlo todo, el hijo menor se fue a una región lejana, y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. “Después que lo malgastó todo, vino una gran hambre en aquella región, y él comenzó a pasar necesidad. Entonces fue y se allegó a uno de los ciudadanos de aquella región, el cual lo envió a su campo para apacentar cerdos. Y él deseaba saciarse con las algarrobas que comían los cerdos, pues nadie le daba [de comer]. “Entonces recapacitó y dijo: ¡Cuántos jornaleros en la casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí me muero de hambre! Me levantaré, iré a mi padre y le diré: ‘Padre, he pecado contra el cielo y ante ti. Ya no soy digno de que me consideres hijo tuyo; trátame como a uno de tus jornaleros’. “Así que se levantó y fue a su padre. Cuando todavía estaba lejos, su padre lo vio y se llenó de compasión. Corrió y se echó sobre su cuello, y lo besó. El hijo le dijo: ‘Padre, he pecado contra el cielo y ante ti, y ya no soy digno de que me consideres hijo tuyo”. Pero su padre les dijo a sus siervos: “Saquen enseguida el mejor vestido y vístanlo, y pónganle un anillo en la mano y calzado en los pies. Traigan el ternero cebado y mátenlo. Comamos y alegrémonos, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a vivir; estaba perdido y lo hemos hallado’. Y comenzaron a festejar. “Su hijo mayor estaba en el campo. Cuando vino, se acercó a la casa y oyó la música y el baile. Llamó a uno de los criados, y le preguntó qué era aquello. Este le dijo: ‘Tu hermano ha vuelto, y tu padre ha mandado matar el ternero cebado, por haberlo recobrado sano y salvo’. Entonces él se enojó y no quería entrar. Su padre salió y se puso a rogarle [que entrara]. Pero él le respondió a su padre: ‘Mira, tantos años que te he estado sirviendo como un esclavo, y sin desobedecer jamás tus órdenes; y nunca me has dado un cabrito para alegrarme con mis amigos. Sin embargo, tan pronto llegó ese hijo tuyo, que consumió tus bienes con prostitutas, mataste para él el ternero cebado’. “Entonces su padre le dijo: ‘Hijo, tú siempre estás conmigo, y todas mis cosas son tuyas. Pero teníamos que hacer fiesta y alegrarnos, porque este hermano tuyo estaba muerto y ha vuelto a vivir; estaba perdido y lo hemos recobrado”.

Es hora de que regrese Efrayim, a su casa, a su heredad. Su hermano mayor Yehudáh, todavía estará celoso, por algún tiempo no aceptara que su hermano menor es parte de la casa del Padre y que es necesario que regrese para el establecimiento del Reino del Padre, y que juntos las Dos Casas, Yehudáh y Efrayim, así como estuvieron juntos en el Monte Sinaí para recibir las instrucciones del padre, vuelvan a estarlo, para recibir de nuevo las instrucciones que nuestro padre nos tiene preparadas para este tiempo. No debemos olvidar los términos de las instrucciones de nuestro padre, El tiene grandes cosas preparadas para nosotros hoy, los que no estábamos presentes en aquella oportunidad en Sinaí.

Deuteronomio 29:9-15. “Por lo tanto observen fielmente todos los términos de esta alianza, para que tengan éxito en todo lo que emprendan. Ustedes están hoy, todos, delante de YHWH su Elohim –sus cabezas tribales, sus ancianos y sus oficiales, todos los hombres de Yisrael, sus hijos, sus esposas, aún el extranjero dentro de su campamento, desde el leñador hasta el aguador–para entrar en la Alianza de YHWH, que YHWH su Elohim está concluyendo con ustedes este día, con sus sanciones; con el fin de que él los establezca este día como su pueblo y sea su Elohim, como les prometió a ustedes y como les juró a sus padres, Avraham, Yitzjak y Yaakov.
Yo hago esta alianza, con sus sanciones, no solamente con ustedes, sino tanto con los que están aquí con nosotros hoy delante de YHWH nuestro Elohim como con los que no están con nosotros hoy.

Es el tiempo en que la misma Tora que fue escrita en tablas de piedra en Sinaí, sea escrita de nuevo en nuestros corazones, con nuevos términos, un nuevo pacto, como lo declaro Jeremías en 31:31-40.

 “Miren, viene un tiempo –declara YHWH– cuando haré una nueva alianza con la Casa de Yisrael y con la Casa de Yehudáh.  No será como la alianza que hice con sus padres, cuando los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Mitzrayim, una alianza que ellos violaron, de modo que yo los rechacé –declara YHWH. Pero ésta será la alianza que haré con la Casa de Yisrael después de aquellos días –declara YHWH: Pondré mi Torah en su interior y la escribiré en su corazón. Entonces yo seré su Elohim, y ellos serán mi pueblo. Ya no necesitarán enseñarse unos a otros y decirse unos a otros: “Hazle caso a YHWH”; porque todos ellos me harán caso, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande – declara YHWH. Porque yo perdonaré su iniquidad y no me acordaré más de su pecado. Así ha dicho YHWH, quien estableció el sol para luz del día, y las leyes de la luna y las estrellas para luz de la noche, el que agita el mar de manera que rugen sus olas, cuyo nombre es YHWH de los Ejércitos: Si esas leyes fuesen alguna vez anuladas por mí –declara YHWH– sólo entonces la descendencia de Yisrael dejaría de ser nación delante de mí, perpetuamente”. Así ha dicho YHWH: “Si se pudiesen medir los cielos arriba, y se pudiesen explorar los cimientos de la tierra abajo, sólo entonces yo desecharía toda la descendencia de Yisrael por todo lo que han hecho – declara YHWH. Miren, viene un tiempo –declara YHWH, cuando la ciudad será edificada para YHWH desde la Torre de Jananel hasta la Puerta de la Esquina; y el cordel de medir irá directamente hasta la Colina de Garev, y dará la vuelta hacia Goah. Y todo el Valle de los Cadáveres y de las Cenizas, y todos los campos hasta el Arroyo de Qidrón, hasta la esquina de la Puerta de los Caballos, al este, estará consagrado a YHWH. Nunca más serán arrancados ni destruidos”.

El Eterno ha establecido un Nuevo Pacto a través del sacrificio del Mashiaj Yeshua, cuyo pacto incluye, la restauración de la Casa de Yisrael, el reino del norte, la reunificación con la Casa de Yehudáh, y la escritura de la Tora en nuestras mentes y nuestros corazones,  para que la tora forme parte de nuestro ser, nuestra naturaleza, para que así hagamos por naturaleza la voluntad de Nuestro Padre, YHWH. El Elohim de Abraham, Yitzjak y Yaakov, nuestros ancestros.
La obra del Mashiaj Yeshua, nos ha sacado de las tinieblas a la luz admirable, pero además es necesario que restaure nuestra identidad, nuestra herencia en Yisrael, nos reunifique con la Casa de Yehudáh, y vuelva su Tora a nuestros corazones para que andemos en su camino, viviendo una vida de obediencia, plena en separación para El.
Volvamos a nuestra heredad, volvamos nuestros corazones a la tora. Porque:

Proverbios 3:15-18. “Es más preciosa que los rubíes; todos tus bienes no pueden igualarla. En su mano derecha hay abundancia de días, en su izquierda, riqueza y honor. Sus caminos son caminos agradables, y todas sus sendas, pacíficas. Es un árbol de vida para todos los que le echan mano, y todo el que se aferra a ella es feliz.”

Recordemos lo que enseño nuestro maestro Yeshua:

Mateo 5:17-19. “No piensen que yo vine para anular la Torah o los Profetas. No he venido a anular, sino a cumplir. En verdad les digo que mientras no pasen el cielo y la tierra, ni siquiera  una tilde pasará de la Torah hasta que todo se haya cumplido. “Por lo tanto, a cualquiera que quebrante el más pequeño de estos mandamientos y así lo enseñe a la gente, se le considerará el más pequeño en el reino del cielo. Pero a cualquiera que los cumpla y los enseñe, a éste lo considerarán grande en el reino del cielo.

Según nuestro maestro Yeshua, la grandeza en el reino del padre, esta subordinada a la obediencia a la Tora, entiéndase bien, no la entrada al reino del padre, ya pertenecemos a su Reino por el sacrificio de Yeshua, nuestro justo Mashiaj, a nuestro favor.
Pero si deseamos ser grandes en el reino de los cielos, debemos observar, cumplir y enseñar cada uno de los mandamientos de la Tora que apliquen para nosotros.

Muchas bendiciones, Shalóm Ubraja.


miércoles, junio 22, 2016

¿DOMINGO O SHABAT?

Es increíble el robo que la religión Romana (cristianismo) ha  hecho a la fe de los creyentes en el Mashiah de Yisrael. Hoy 2.000 mil años después de que Yehoshúa haya dicho no venir abolir la Toráh, sino que ha darle su verdadero sentido y valor, se sigue creyendo que el Shabat es historia en la Biblia, que no está vigente para los creyentes de hoy, sobre todo cuando la religión Romana a impuesto a los países que están bajo su dominio el descanso dominical en vez del bíblico.

Lo más terrible de esto es que muchos que se dicen ser “creyentes” no creen a las palabras del Mashiah Yeshúa (Matiyahu/Mt. 5:17), pues rechazan la vigencia de los mandamientos, entre estos el Shabat.

En el afán de hacer creer a los lectores de las escrituras, que el Shabat está abolido, los traductores de las biblias de tendencia católica romana, han reemplazado al “Shabat” por el “primer día de la semana”. Es decir cuando debiéramos leer “Shabat” leemos “domingo o primer día de la semana”, a fin de que el lector no entienda lo que deba entender. Todo esto bajo una influencia Romana que va contra la Toráh y que tiene como fin cambiar los tiempos y las leyes de YHWH, como antes fue anunciado por el profeta Daniel.

“Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la Toráh; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo” (Daniel 7:25)

La historia de la humanidad nos cuenta cómo es que este reino (Roma - Vaticano) mediante sus distintos jefes (Emperadores y Papas de turno) a lo largo de la historia ha cambiado los tiempos y la Toráh, reemplazando los tiempos de YHWH prescritos en la Toráh, por tiempos que tienen su origen en el paganismo. Tales son los casos de la fiesta pagana de la Navidad, pues se impone una celebración en un tiempo no exigido en las escrituras, el reemplazo del Pésaj (pascua hebrea) por la misa católica o “santa cena” y el cambio del domingo por el Shabat. Entre otras muchas más fiestas religiosas de origen pagano.

La escritura ordena que los tiempos de YHWH que están relacionados con sus fiestas y con el Shabat semanal, que reciben el título de “santas convocaciones”, no pueden ser modificados para otro día de la semana, o en el caso de las fiestas no deben ser trasladadas a otro periodo del año:

“Estas son las fiestas solemnes de YHWH, las convocaciones santas, a las cuales convocaréis en sus tiempos” (Lev. 23:4)

No olvidemos que Shabat es una Fiesta de YHWH y además es una santa convocación, por lo cual, no puede ser trasladado a otro día de la semana, en este caso al día domingo. Tenemos el testimonio bíblico de que El Eterno condeno el proceder de Yeroboam (Jeroboam) cuando celebro una fiesta de YHWH en un tiempo no señalado, lo cual le costó su salida del trono y la gentilización de las tribus del Norte:

"Entonces instituyó Yeroboam fiesta solemne en el mes octavo, a los quince días del mes....el mes que había inventado de su propio corazón" (1 Reyes 12:32,33)                                                                       Así que los tiempos del Shabat ya están señalados por YHWH, para que nosotros atendamos cuando corresponda hacerlo.

Sin embargo Roma (el cristianismo) a través de su poder religioso, hizo lo profetizado por Daniel, “Cambio los tiempos y la Toráh”. De hecho una de las Leyes que promulgo el famoso Emperador Constantino fue cambiar el Shabat por el Domingo. Vea lo que nos dice la Wikipedia:

“El domingo fue declarado día de reposo el 7 de marzo del 321 sustituyendo así el sábado por el domingo,  en el cual los mercados permanecerían cerrados, así como las oficinas públicas (excepto para el propósito de la liberación de esclavos). No había restricciones para el trabajo en las granjas”.
                                                                                                                                         
 Constantino dijo:

“En el venerable día del Sol, que los magistrados y las gentes residentes en las ciudades descansen, y que todos los talleres estén cerrados. En el campo sin embargo, que las personas ocupadas en la agricultura puedan libremente y legalmente continuar sus quehaceres porque suele acontecer que otro día no sea apto para la plantación o de viñas o de semillas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda”

“Habiendo experimentado la grandeza de la bondad divina en el resurgimiento del Estado, en lo que a las relaciones públicas se refiere, pienso que es totalmente mi responsabilidad hacer que la feliz multitud que compone la Iglesia Católica sea conservada en una misma fe, por el amor y la armonía de nuestra común devoción al Dios Altísimo. En cuanto a lo concerniente al más sagrado día de Pascua, fue decretado por el consentimiento común que debe ser celebrado el mismo día en cada lugar. Esto es para que sea más hermoso y más venerable por medio de un festival por el cual hemos recibido la esperanza de la inmortalidad por lo cual deberá ser observado por todos de la misma manera. Nos ha parecido a todos que sería algo indigno guardar esta tradición de la más alta solemnidad, siguiendo la costumbre de aquellos judíos inmundos y miserables, quienes habiendo manchado sus manos con tan horrible crimen, están además totalmente ciegos en sus mentes. Es correcto entonces que, rechazando las prácticas de ese pueblo (Israel), nosotros (los cristianos) perpetuemos a todas las futuras generaciones, la celebración de este rito en un orden más legítimo y así no tengamos nada en común con esa chusma de judíos… como es necesario entonces, debemos enmendar esto para no tener nada compartido con las costumbre de aquellos parricidas y asesinos de nuestro Señor; por lo tanto, como la forma más apropiada ha sido establecida por todas las Iglesias occidentales también como por las norteñas y sureñas y algunas orientales, ha sido decidido que esto sea así y yo mismo me he prometido que este arreglo tenga vuestra aprobación, o sea, que la costumbre que prevalezca esté en armonía con la de la ciudad de Roma y a través de todas… (Sigue la lista de las naciones formantes del imperio) y así no tener ningún tipo de relaciones con estos judíos perjuros… es pues vuestro deber recibir y establecer los argumentos presentados y observar el más santo día…” (Eusebio, “Life of Constantino” 3:18,19. Grand rapids, Michigan, 1979)

La observancia del domingo no es una mera cuestión de tradición religiosa, sino que una enteramente relacionada con el paganismo, un real sincretismo religioso (la unión de lo puro y lo pagano). Sí, porque la religión nos señala al día domingo como un día de culto, por lo cual le da una calidad superior a los otros días de la semana, pero también pagana, por que el origen de la observancia del domingo tiene su cuna en la mitología griega y romana (helenismo). De hecho, el origen de la palabra Domingo proviene del latín dominĭcus [dies,], [día] del Señor, ¿Pero de que Señor?, ¿A oído usted esa repuesta, a la pregunta: “porque los cristianos no guardan el Shabat”? Inmediatamente le responderán; Porque “El domingo es el día del Señor”, una respuesta lógicamente anti-bíblica, primero porque el Shabat es el día kadosh (santo) (Bereshit/Gn. 2:2-3) por lo cual es el Shabat el día de YHWH, y segundo porque simplemente no hay evidencia bíblica que confirme que el día domingo haya reemplazado al Shabat.

Es curioso comprobar cómo los nombres de los días de la semana en esta parte del mundo provienen de los planetas, lo cual es una clara prueba de la influencia de la mitología griega en la cultura de occidente: Lunes viene de Luna, Martes de Marte, Miércoles de Mercurio, Jueves de Júpiter, Viernes de Venus, Sábado de Saturno, y Domingo de Sol. De hecho en ingles domingo se dice “Sunday” que quiere decir; “día del Sol”. Pregunta; ¿A qué dios servían los romanos y los griegos, cuando comenzaron a influir en la vida los creyentes en el Mashiah de Yisrael? Si usted ha leído y ha estudiado la historia, sabrá que la respuesta es; servían a Mitra, el dios del Sol. ¿Curioso no? Curioso que Roma en su catecismo eleve un culto tan sagrado al día domingo, y que la mayoría de que sus instrumentos sacerdotales sean esfinges del sol.

Pero bien, hay quienes querrán demostrar “bíblicamente” que la primera congregación de creyentes, (Israelitas nativos e Israelitas gentiles) se reunía en domingo y no en Shabat, veamos dos de los pasajes más usados:

“Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas” (1Corintios 16:2) Versión RV 1960.

Cualquier lector honesto de las escrituras entenderá de este pasaje no precisamente lo que nos quieren hacer creer, que el domingo era el día de reunión para la primera congregación. Aquí algunas sencillas razones:

1.- Si es que realmente este pasaje se refiere al domingo, en ese caso, se estaría solicitando reunir las ofrendas, para un caso especial, el de los hermanos necesitados por el hambre que azoto históricamente esa parte del mundo en tiempos del Emperador Claudio (Hechos 11:28). Por lo cual reunir las ofrendas en día domingo no necesariamente implica una reunión para adorar, sino que para cumplir lo ya solicitado.

2.- El motivo de juntar las ofrendas cuando están todos reunidos puede ser la razón por la cual Shaúl (Pablo) solicita que en ese momento se reciban las donaciones y no en otro, es decir; Si los creyentes se reunían en Shabat el emisario aprovecha esa reunión para que al finalizar el día de Shabbát, (al anochecer) se reciba lo que cada quien propuso en su corazón para los hermanos necesitados.

¿Cómo llegamos a estas conclusiones? Gracias al gran contexto bíblico que demuestra: Primero el mandamiento de reunirse en Shabat (Vayikrá/Lev. 23:2-3), el testimonio del Mashiah que se congregaba en Shabat (Hilel/Lucas 4:16), la evidencia en el libro de los Hechos que seña a los creyentes Israelitas y gentiles reuniéndose en Shabat, (Maaseh/Hechos 13:42-44),     y también a Shaúl (Pablo) congregándose como Costumbre cada Shabat (Maaseh/Hechos 17:2-3).

Sin embargo una de las pruebas más congruentes de que 1Corintios 16 verso 2, se refiere al Shabbát y no al domingo es la siguiente:

Veamos que nos dice el texto griego:
Texto WH Griego – Español:

“ κατα 2596:PREP Según μιαν 1520:A-ASF uno (día) σαββατου 4521:N-GSN de sábado εκαστος 1538:A-NSM cada uno υμων 4771:P-2GP de ustedes παρ 3844:PREP al lado de εαυτω 1438:F-3DSM sí mismo τιθετω 5087:V-PAM-3S esté poniendo aparte θησαυριζων 2343:V-PAP-NSM atesorando ο 3739:R-ASN cual τι 5100:X-ASN algo εαν 1437:COND si alguna vez ευοδωται 2137:V-PPS-3S pueda estar haciendo su camino ινα 2443:CONJ para que μη 3361:PRT-N no οταν 3752:CONJ cuando ελθω 2064:V-2AAS-1S venga τοτε 5119:ADV entonces λογειαι 3048:N-NPF colectas γινωνται 1096:V-PNS-3P puedan estar llegando a ser” (1Cor. 16.2)

NOTA: Este término figura tanto en textos de Wescott y Hort como en el Textus Receptus. Por lo cual, no puede ser objetado, por ninguna de las corrientes, de adeptos, a dichas familias de manuscritos.

Como podemos ver la palabra “σαββατου” o “sabbaton” en el texto griego está traducida como “sábado” no como primer día de la semana (domingo).

El diccionario de griego Strong el número G4521 respecto de esta palabra griega nos dice:

G4521 σάββατον sábbaton; de origen. Hebreo [H7676]; el Shabat, o día de reposo semanal de distracciones seculares (también la observancia o institución en sí misma).

Como usted puede ver Strong nos dice que este término “Sabbaton” tiene su origen en el hebreo y nos da un número de referencia que es el N° H7676, veamos que nos dice:

H7676 שַׁבָּת Shabat; de 7673; el shabat:-descanso, día de reposo, semana, reposo.

Lo cual demuestra que es “Shabat” el día en que la primera congregación de creyentes Israelitas nativos e Israelitas gentiles recogían la ofrenda de ayuda para los necesitados.

Las versiones de tendencia Romana Católica han traducido la palabra griega “Sabbaton” por “primer día de la semana” (domingo), cuando en realidad debiéramos leer o entender que se trata del Shabbát, el día de reposo, día sábado o séptimo día de la semana.

Veamos otro ejemplo de una traducción mal apegada al contexto. ¿Recuerda cual es el contexto? Éste señala que los Israelitas nativos si guardaban el Shabat por ser una mandamiento perpetuo para Israel y que los gentiles que llegaban a los caminos del Eterno también lo comenzaban a guardar asistiendo a las sinagogas en Shabat, como lo vimos en el articulo; “Shabat día de santa convocación” (Maaseh/Hch. 15:19-20).
 Por lo cual se trata de un error contextual al ignorar la base bíblica que señala la importancia del Shabat para el pueblo hebreo y para los gentiles conversos al Elohim de Israel. Veamos este otro pasaje:

“El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan, Shaúl (Pablo) les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche” (Maaseh/Hch 20:7) Versión RV 1960.

Al igual que en el primer pasaje, aquí vamos a usar la evidencia bíblica del contexto para poder explicar esta aparente reunión de día domingo:

1.- “Si es que este era un día domingo”, no hay nada de malo que Shaúl (Pablo) y los discípulos se hubieran reunido para compartir el pan y aprovechar la instancia para tratar de las escrituras. No tiene porque esta reunión desplazar al Shabat como el día de santa convocación, donde el creyente conforme al mandamiento se debe reunir. Es decir; Lo uno (Esta aparente reunión de domingo) no quita lo otro (Que la congregación si guardaba el Shabat reuniéndose en él).

2.- Una de las expresiones claves de este pasaje para dilucidar al Shabat en él, es la siguiente;              “y alargó el discurso hasta la medianoche” ¿Qué nos quiere decir esto? Que el pasaje hace referencia a una reunión de Shabat que se había alargado. Es decir efectivamente los discípulos y Shaúl se habían reunido en Shabat (como lo indica también el contexto bíblico), pero el discurso de Shaúl había sido tan extenso que se había acabado el Shabat cuando se oculto el sol quedando ellos en medio de la reunión hasta la media noche. Lo cual demuestra que los creyentes no se reunían en domingo sino que siempre en Shabat conforme al mandamiento de YHWH.

Sin embargo al igual que en el pasaje anterior, la mayor prueba que tenemos sobre esto es lo que se nos dice en el texto griego respecto de este pasaje, veamos:

Texto WH Griego – Español:

Act 20:7 εν 1722:PREP En δε 1161:CONJ pero τη 3588:T-DSF el μια 1520:A-DSF uno των 3588:T-GPN de los σαββατων 4521:N-GPN de sábados συνηγμενων 4863:V-RPP-GPM habiendo sido reunidos ημων 1473:P-1GP de nosotros κλασαι 2806:V-AAN quebrar αρτον 740:N-ASM pan ο 3588:T-NSM el παυλος 3972:N-NSM Paulo διελεγετο 1256:V-INI-3S estaba razonando αυτοις 846:P-DPM a ellos μελλων 3195:V-PAP-NSM estando para εξιεναι 1826:V-PAN estar saliendo τη 3588:T-DSF el επαυριον 1887:ADV día siguiente παρετεινεν 3905:V-IAI-3S estaba extendiendo al lado de τε 5037:PRT y τον 3588:T-ASM la λογον 3056:N-ASM palabra μεχρι 3360:ADV hasta μεσονυκτιου 3317:N-GSN media noche

Como usted puede ver, el texto griego-español nos dice que la palabra griega correspondiente a la palabra en español “semana” es “sabbaton” que según lo que ya vimos es de origen hebreo; “Shabat” el día de reposo.

Así que los pasajes deberían decir bien traducidos y apegados a la evidencia bíblica del contexto, lo siguiente:

“El primero de los Sábados, reunidos los discípulos para partir el pan, Shaúl (Pablo) les enseñaba, habiendo de salir al día siguiente; y alargó el discurso hasta la medianoche” (Maaseh/Hch 20:7) Versión RV 1960.

“Cada primer Sábado cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas” (1Corintios 16:2) Versión RV 1960.

Ahora bien, para su tranquilidad y para que vea que no estamos desautorizados a corregir y que menos estamos intentando engañarle veremos algunas versiones bíblicas que traducen bien estos pasajes. Es cierto que la mayoría de las versiones traducen bajo una influencia teológica que dicta que el Shabbát es abolido, pero gracias a YHWH aun quedan, algunas versiones incluso católicas que traducen como corresponde a la verdad:

La versión Septuaginta:

“En cada sábado cada cual de vosotros consigo ponga, guardando lo que le pareciere, para que no, cuando yo vengo, entonces colectas se hagan. (1Cor. 16:2)

“Y en el uno de los sábados, congregados nosotros a partir pan, Shaúl (Pablo) disputaba con ellos, habiendo de salir al siguiente día, y prolongo la palabra hasta medianoche” (Hch 20:7)

(Versión Jünemann)

“En cada sábado, cada cual de vosotros consigo ponga, guardando lo que le pareciere, para que no, cuando yo vengo, entonces colectas se hagan” (1 Cor. 16:2)

“Y el primero de los sábados, juntos los discípulos a partir el pan, Shaúl (Pablo) les enseñaba, habiendo de partir al día siguiente; y continuó la palabra hasta la medianoche” (Maase/Hch 20:7)

(Spanich Sagradas Escrituras)

“Cada primer sábado, cada uno de vosotros aparte en su casa, guardando lo que por la bondad de Dios pudiere; para que cuando yo llegare, no se hagan entonces colectas” (1Co 16:2)

“Y el primero de los sábados, juntos los discípulos a partir el pan, Shaúl (Pablo) les ensenaba, habiendo de partir al día siguiente; y continuo la palabra hasta la medianoche” (Hch 20:7)

(Vulgata)

“per unam sabbati unusquisque vestrum apud se ponat recondens quod ei beneplacuerit ut non cum venero tunc collectae fian” (1Co 16:2)

“in una autem sabbati cum convenissemus ad frangendum panem Paulus disputabat eis profecturus in crastinum protraxitque sermonem usque in mediam noctem” (Hch 20:7)

Hay algunas versiones mesiánicas, que traducen, también correctamente:
Traducción Kadosh Israelita (TKI):

“Todas las semanas en Motzaei-Shabat, cada uno que separe algo de dinero de acuerdo con sus recursos y ahórrenlo, para que cuando yo haya llegado no tenga que estar haciendo colectas” (1Co 16:2)

“En Motzaei -Shabat, cuando nos reunimos para partir el pan, Shaúl se unió a ellos; puesto que se iba el próximo día y alargo el discurso hasta la medianoche” (Hch 20:7)

Por último un ejemplo en la misma versión Reina Valera 1960. La misma palabra griega “Sabbaton” que en la versión Reina Valera 1960 se traduce en como “primer día de la semana” y en otras versiones como “domingo”, en el pasaje de la carta de 1 Corintios cap. 16 verso 2 y en el texto de Hechos cap. 20 verso 7, también es usada en la misma versión para referirse al día de reposo (Shabbát), veamos:

El pasaje que analizaremos brevemente es Matiyahu (Mateo 28:1):

“Pasado el día de (Sabbaton) reposo, al amanecer del primer día de la (Sabbaton) semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro” (Mat 28:1) (Versión RV 1960)

En este pasaje la versión Reina Valera traduce correctamente “Sabbaton” por “Reposo” y es fiel al contexto de las escrituras. Pero para no ser redundante luego traduce; “Sabbaton” por “semana” o “primer día de la semana”. Lo cual significa que la palabra griega “Sabbaton” debe ser siempre traducida dependiendo del contexto. En ocasiones puede significar: “reposo”, y en otras “semana”, pero no “domingo” o “primer día de”, lo cual también es una traducción incorrecta.

El Texto griego/español WH nos dicen lo siguiente:

Mat 28:1 οψε 3796:ADV Después δε 1161:CONJ pero σαββατων 4521:N-GPN de sábados τη 3588:T-DSF el επιφωσκουση 2020:V-PAP-DSF amaneciendo εις 1519:PREP hacia dentro μιαν 1520:A-ASF uno σαββατων 4521:N-GPN de sábados ηλθεν 2064:V-2AAI-3S vino μαρια 3137:N-NSF María η 3588:T-NSF la μαγδαληνη 3094:N-NSF Magdalena και 2532:CONJ y η 3588:T-NSF la αλλη 243:A-NSF otra μαρια 3137:N-NSF María θεωρησαι 2334:V-AAN ver τον 3588:T-ASM a el ταφον 5028:N-ASM sepulcro

El texto griego indica que después del Shabat o al finalizar el Shabat, Myriam (María) fue al sepulcro. Hay versiones bíblicas que traducen más entendible este pasaje, vea;
La versión Spanich Sagradas Escrituras:

“Y avanzando el sábado, amaneciendo para el primero de los sábados, vino María Magdalena, y la otra María, a ver el sepulcro” (Mat 28:1)

Así que Myriam (María) Magdalena y la otra Myriam (María) después del día de Shabat cuando comenzaba el primer día de la semana fueron al sepulcro y se enteraron que Yeshúa ya había resucitado.

Teniendo tamaña evidencia será usted quien decidirá, si obedecerá a la religión cristiana y se someterá bajo su poder y dominio que cambio los tiempos y la Toráh, o escogerá por obedecer a YHWH, admirando, respetando, santificando y guardando el Shabat antes que a cualquier otro día de la semana.

Por lo tanto, por esto y por mucho más, para todos los que lo consideren.  Shabat Shalom.                          
Le invito a estudiar con nosotros, nuestras clases, y a comunicarse con nosotros, así juntos acercarnos cada vez un poco mas a la verdad del reino de los cielos, para esperar así el pronto retorno del justo Rey de Israel el Mashiah Ben David.

Recopilado y editado Por: Gualberto J. Arcila L.  gyoshua@gmail.com, gualbertojarcilal@outlook.com, gualbertojarcilal@yahoo.com

martes, junio 21, 2016

El Calendario Bíblico y los tiempos de YHWH.

Por: Gualberto J. Arcila L.

Tercera entrega:


EL CANON DE LA BIBLIA
Biblia, Del lat.  Literalmente los libros. 
Canon: Decisión o regla establecida en concilio por la Iglesia católica sobre el dogma o la disciplina eclesiástica.
Canonización: Designación solemne por el Papa de una persona o cosa como santa:
Santo, ta: Perfecto y libre de toda culpa, Canonizado por la Iglesia, Bondadoso, de especial virtud, abnegación. 
Cosa de especial provecho o efectividad: Sagrado, inviolable.

La palabra canon deriva del nombre griego κανών "kanon", que significa "caña" o "vara", o también "norma" o "medida", que a su vez se deriva de la palabra hebrea קנה "kaneh" que se utiliza a menudo como un estándar de medición. Por extensión pasó a significar «la norma recta» o correcta y la lista de los documentos o conceptos que conforman dicha norma.
Historia del canon bíblico en la Iglesia católica. 
Fue en el Concilio de Roma del año 382, cuando la Iglesia Católica instituyó el Canon Bíblico con la lista del Nuevo Testamento de  Atanasio y los libros del Antiguo Testamento de la Versión de los LXX; esta versión fue traducida del griego al latín por Jerónimo (la Vulgata) por encargo de la iglesia, que en la práctica sería la primera Biblia en el sentido concreto.
 Posteriormente los Concilios regionales III de Hipona del 393, III de Cartago del 397 y IV de Cartago del 419, en los cuales participó  Agustín, aprobaron definitivamente dicho canon. En el año 405 esta lista fue enviada por Inocencio al obispo Exuperio de Tolosa (en la Galia, hoy Francia), donde aparece el canon bíblico con los 73 libros ya existentes de la iglesia católica.
El concilio de Trento fijó el canon de la Iglesia católica declarándolo dogma.
Dogma: Estipulación del conjunto de creencias para el fundamento o principios innegables o puntos  capitales  de un sistema, ciencia o doctrina de carácter indiscutible y obligado para los seguidores de cualquier religión. 
Propuestas de Canon.
 Hay varios documentos donde diversos autores daban sus opiniones sobre el Canon Bíblico que debería haber, antes de la decisión del Sínodo Romano del 382; luego la Iglesia se unificó en sus criterios. Cuando algunas iglesias particulares se separaron de la Iglesia católica formaron sus propios cánones como el caso de la Iglesia Etiópica, copta, etc. En este sentido el primer canon bíblico conocido es el denominado «canon de Muratori», descubierto en 1740 en Milán por el erudito Luis Antonio Muratori. Consiste en una lista de los libros neotestamentarios elaborada en Roma en el siglo III, aunque los investigadores opinan que puede ser una copia de un documento del año 175. Incluye el Apocalipsis, pero excluye  la I Epístola de Clemente, entre otros, sin embargo, no admite la Epístola a los Hebreos y objeta el Pastor de Hermas, por no apostólico. 
El canon bíblico quedó establecido entrado el siglo IV.  El primer canon  neotestamentario ampliamente aceptado fue el establecido por Atanasio de Alejandría, 373 «martillo de herejes», que incluye el Apocalipsis y la Epístola a los Hebreos. El canon fluctuó durante años, en diversos lugares, aceptando o rechazando el Apocalipsis y obras de Hermas o Bernabé. 
El Apocalipsis fue excluido del canon del obispo Cirilo, doctor de la Iglesia, y no se consideró inspirado en la Iglesia de Jerusalén. No se incluyó en el Concilio de Laodicea, ni lo aceptó Gregorio Nacianceno, uno de los padres de la Iglesia. Tampoco se encuentra en la vulgata siriaca Peshitta, de finales del siglo III; y en las copias conservadas del siglo V en adelante se excluyen también las epístolas II de Pedro, II y III de Juan, y la de Judas. 
Desarrollo del canon del Antiguo Testamento. 
Desarrollo del canon de la Biblia Hebrea y Desarrollo del canon del Antiguo Testamento.
El primer canon desarrollado de lo que se conoce como Antiguo Testamento es el Canon Alejandrino, comúnmente llamado Septuaginta o "Biblia de los Setenta", y generalmente abreviada simplemente LXX, que fue traducida de textos hebreos y arameos más antiguos que las posteriores series de ediciones que siglos más tarde fueron asentadas en la forma actual del texto hebreo-arameo del Tanaj o comúnmente llamada "Biblia hebrea". Para su formación, la mayoría de los escritos judíos debieron ser vertidos de sus originales hebreos y arameos al griego. Su traducción  inició en el Siglo III a. e. a. (c. 280  a. e. a.), y concluyó hacia finales del Siglo II a. e. a. La Septuaginta fue el texto utilizado por las comunidades judías de todo el mundo antiguo más allá de Judea, y luego por la iglesia cristiana primitiva, de habla y cultura griega. Junto con el Tanaj, constituye la base y la fuente del Antiguo Testamento de la gran mayoría de las Biblias cristianas. De hecho, la partición, la clasificación, el orden y los nombres de los libros del Viejo Testamento de las Biblias cristianas no vienen del Tanaj, sino que proviene de los códices judíos y cristianos de la Septuaginta.
Hacia el año 70 de la Era actual, un grupo de fariseos que habían escapado del asedio de Jerusalén, se reunieron en Yamnia, y fundaron una escuela. Y hacia el 95 de la Era actual, llegaron a un consenso sobre la lista (o canon) de los libros hebreos que habrían de ser parte del Tanaj judío, quedando establecido así el llamado Canon Palestinense para la mayoría de los judíos de habla y cultura hebrea, a principios del Siglo II de la Era Cristiana. El Canon Palestinense significó el rechazo de una serie de textos que grupos de maestros judíos de habla griega habían incluido en el Canon Alejandrino en los Siglos II y I a. e. a.  El Canon Alejandrino sigue siendo utilizado por la escuela rabínica de Alejandría. Por una tradición histórica que data del Siglo XVI, se llama protocanónicos a todos los escritos comúnmente admitidos en el Tanaj hebreo, así como en la Biblia griega de los LXX, y deuterocanónicos a todos los escritos presentes en la Biblia griega de los LXX, pero no en el Tanaj. La voz “deuterocanónico” significa “del segundo canon”, en contraposición a la voz “protocanónico”, que significa “del primer canon”.
Cuando en el año 382 e. a. se forma el Canon que más tarde sería conocido como "la Biblia" por obra del Papa  Dámaso I, para la formación del Antiguo Testamento se usa casi la totalidad de la Septuaginta, pero excluyendo algunos libros por consejo de Jerónimo, entre los cuales están Los Libros III y IV de los Macabeos, el Libro III de Esdras, el Libro de Enoc, el libro de Yashar (Jaser), el Libro de los Jubileos y el Apocalipsis de Baruc. Este es el canon que rige hasta hoy en día en la Iglesia Católica.
En el año 457 e. a. ocurre el llamado "Cisma Alejandrino" que da origen a la Iglesia Copta. Con el ánimo de diferenciarse de la Iglesia Católica, se forma el Canon Copto que si bien acepta el Nuevo Testamento definido por los católicos, adopta el Canon Alejandrino como Antiguo Testamento, incorporando los libros objetados por Jerónimo. Esto fundamentado en la primigenia tradición cristiana que utilizaba la Septuaginta como el conjunto de los escritos inspirados por YHWH para el pueblo de Israel.
El Canon del Antiguo Testamento protestante fue estipulado por Martín Lutero en el siglo XVI. Lutero tenía una mala percepción de los libros de Ester, Hebreos, Santiago, Judas y del Apocalipsis. Tenía duras palabras para el Apocalipsis, del que decía que no podía "de ninguna forma detectar que el Espíritu Santo lo haya producido".  Aunque en un primer momento Lutero pensó en excluir también algunos libros del Nuevo Testamento, finalmente optó solo por aplicar el Canon Palestiniense a la traducción latina de la biblia, excluyendo así un total de 7 libros del Antiguo testamento. Así el Antiguo Testamento protestante quedó en gran parte, idéntico al de la Biblia hebrea o Tanaj. Las diferencias entre la Biblia hebrea y el Antiguo Testamento protestante son pequeñas, y tienen que ver tan solo con la disposición y el número de libros. Por ejemplo, mientras la Biblia hebrea considera el libro de Reyes como un texto único, el Antiguo Testamento protestante lo divide en dos libros. De forma similar, Esdras y Nehemías se consideran un solo libro en la Biblia hebrea. Las diferencias entre la Biblia hebrea y otras versiones del Antiguo Testamento como el Pentateuco Samaritano, los cánones sirio o griego son mayores. La mayoría de estos cánones incluyen libros e incluso secciones de libros que los otros no poseen.
Oficialmente el canon bíblico fue establecido por el concilio de Trento que duró casi veinte años (1545-1563), por orden del concilio fueron destruidos muchos libros considerados apócrifos.



COMO LEER UN TEXTO ANTIGUO ESCRITO CON SOLO CONSONANTES.
PROBLEMA DE VOCALIZACIÓN

Muchos manuscritos antiguos en hebreo, son unas sucesiones de consonantes, a veces sin ninguna indicación para las vocales.
Entonces para leer un libro escrito con sólo consonantes se necesitaba cierto conocimiento de la cultura, tradición y la capacidad de interpretación del posible sentido.
Inclusive para los sacerdotes y escribas el sentido de las escrituras fue muy dudoso y podía ser entendido sólo con la autoridad de la tradición.
Ejemplo de algunas palabras:
PLT. פלת = Plata, Paleta, Platea, Palito,  Pleito, Pelito,  Pelota, Piloto,  Pluto, Plato, Palta, Pileta, Pilate. 

Así que un personaje al obtener muchos nombres por la libertad de vocalización, obtiene muchas vías (en el papel) en diferentes sitios y tiempos.
 Consecuentemente, si en un texto aparece, una ciudad, un nombre, un acontecimiento, una profecía, hay que estudiar muy bien de qué se trata, considerando entre varios factores el contexto de los pasajes relacionados. 

Un hecho común: En la edad media, mucho antes de la aparición de los "textos antiguos", "textos originales", hebreos y arameos, ya existían y seguían siendo trabajados todos los temas supuestamente antiguos; de La XXL, y la Vulgata latina, con la injerencia de las inconsistencias que contenían, por la diferencia en los conceptos culturales y lingüísticos.
Otro asunto importante de tener en cuenta es el hecho de que los hombres en la antigüedad no tenían nombres (en el sentido actual) sino apodos, con un sentido definido en el idioma. Y en el caso de los nombres de las personas en las Escrituras, estaban relacionados con su función en su vida o su carácter. 
Los nombres de la cultura Helenística se relacionaban con los dioses y semidioses de la mitología.    
MALKI-TSÉDEQ: REY DE JUSTICIA. REY DE SALEN. 
La orden sacerdotal de Malki-tsédeq debió existir desde los primeros días de la creación. No se trata de una persona en sí, sino de un ministerio, una función que sería ejecutada por diferentes personas.
Después de la caída del hombre, YHWH hizo sacrificar un animal para cubrir el pecado, esta labor debió ser ejecutada por un kohen.
 Gen. 3:21. “Y YHWH Elohim hizo ropa de pieles para Adam y para su esposa, y los vistió”.
Las ofrendas de los frutos y de los rebaños debían ser presentados por un Kohen.
Gen. 4:3. “Después de algún tiempo, Qayin trajo una ofrenda a YHWH del fruto de la tierra; 4 y Hébel, por su parte, trajo lo más selecto de las primicias de su rebaño. YHWH le prestó atención a Hébel y su ofrenda”.

Aunque no existen registros de la actividad sacerdotal, hasta la referencia de Gen. 14, vemos principios que posteriormente se ejecutarían a favor del pueblo de YHWH.

 Gen. 14:18. “Entonces Malki-tsédeq, rey de Salem y sacerdote del Elohim Altísimo, sacó pan y vino”
En este caso, el pan y el vino, son elementos que se usan en todas  las festividades, en una seudah (cena festiva) se bendice a YHWH por los alimentos antes de consumirlos, esto es lo que podemos observar en este caso. 

El sacerdocio de Malki-tsédeq, según las Escrituras, está establecido para siempre, esta expresión denota eternidad.
 
 Salmos 110:4. “Juró  Elohim, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Malki-tsédeq.”

 Hebreos 5:6. “Como también dice en otro lugar: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Malki-tsédeq.”

Yeshua recibió la investidura de la orden de Malki-tsédeq, para ser ejecutada a favor de los pecadores.

Hebreos 5:10. “y fue declarado por Elohim  sumo sacerdote según el orden de Malki-tsédeq.”
Hebreos 6:20. “donde Yeshúa  entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Malki-tsédeq.”

Es una orden sacerdotal superior al sacerdocio levítico.

Hebreos 7:11. “Si, pues, la perfección fuera por el sacerdocio levítico (porque bajo él recibió el pueblo la Tora), ¿qué necesidad habría aún de que se levantase otro sacerdote, según el orden de Malki-tsédeq, y que no fuese llamado según el orden de Aarón?” 
Hebreos 7:15. “Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Malki-tsédeq se levanta un sacerdote distinto”
Hebreos 7:17. “Pues se da testimonio de él: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Malki-tsédeq.”
Hebreos 7:21. “porque los otros ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes; pero éste, con el juramento del que le dijo: Juró Elohim, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Malki-tsédeq.”
El nombre de Salem significa en hebreo Shalom (Paz). Así pues, Malki-tsédeq seria rey de Shalom. Según algunos eruditos, el nombre de Salem es un nombre simbólico de Jerusalén. 
Salmo 76:2. “En Salem está su tabernáculo, Y su habitación en Sion.” 
Melquisedec era sacerdote del Altísimo, YHWH. Génesis 14:18. 
El caso de Malki-tsédeq es una clara muestra de cómo  conserva, en medio de la apostasía general, el remanente elegido. El es de forma muy especial escogido por  Elohim como rey-sacerdote, y esta es la forma más elevada de aquel sistema primitivo en el cual cada padre de familia era sacerdote de ella. Vemos con claridad que el sacerdocio de Malki-tsédeq es diferente al del sacerdocio levítico. El era rey y sacerdote, y la dispensación levítica separó el reinado del sacerdocio y viceversa.                                  La patriarcal, en el caso de Malki-tsédeq, es la que une el sacerdocio con el reinado, como Yeshúa que es Sacerdote y Rey. El sacerdocio de Malki-tsédeq continúa en  Yeshúa  para siempre. 
Melquisedec debió haber recibido una consagración especial sobre los demás patriarcas. No hubo otro hombre que fuese rey y sacerdote consagrado por Elohim mismo. 
En hebreos 7:3. “No tenía [registro de] padre ni madre, ni de genealogía, ni del principio de sus días, ni del fin de su vida, en esto se asemeja al Mashiaj de Elohim, en que permanece sacerdote para siempre”. 
Se nos dice que era sin padre ni madre y sin genealogía. Es necesario estudiar qué quiere decir este asunto, puesto que Malki-tsédeq fue un hombre de carne y hueso, como podremos ver más adelante, pero sin embargo en este pasaje se nos presenta como alguien sobrehumano. 
Sin padre, sin madre, sin genealogía; ¿qué quiere decir esto?  Todo ello se reduce a "sin genealogía". Para poder explicar esto, antes de nada, hemos de ver cómo la misma Escritura nos dice que no es que fuese un ser sobrehumano sino que "su genealogía no es contada de entre los hijos de Leví" 

Hebreos 7:5,6. “Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham. Pero aquel cuya genealogía no es contada de entre ellos, tomó de Abraham los diezmos, y bendijo al que tenía las promesas”.

 Un sacerdote del orden de Aarón no podía oficiar si no tenía genealogía, sin el comprobante de su descendencia. Elohim dio el sacerdocio a un hombre como Malki-tsédeq del cual no tenemos nada registrado y años después negase el sacerdocio a aquellos que no tuviesen genealogía. 
Esdras 2:61-63.  “Y de los hijos de los sacerdotes: los hijos de Habaía, los hijos de Cos, los hijos de Barzilai, el cual tomó mujer de las hijas de Barzilai galaadita, y fue llamado por el nombre de ellas. Estos buscaron su registro de genealogías, y no fue hallado; y fueron excluidos del sacerdocio,”
 Así como el Tabernáculo era figura, apunta a las cosas celestiales, así Malki-tsédeq es figura de, apunta a Mashíaj. 
La expresión "sin padre" significa uno que ha nacido de padre humilde o desconocido, es decir, sin genealogía registrada lo cual era un requisito para ser sacerdote según el orden levítico.                                        Malki-tsédeq, quien recibió los diezmos de Abraham, era hijo de Shem, hijo de Noé, Shem mismo también fue sacerdote según la orden Malki-tsédeq.
En Génesis no se nos dice nada del principio del sacerdocio de Malki-tsédeq ni de su fin, ni tan siquiera que tuviese antecesor o sucesor. Tenemos registrado el fin del sacerdocio de Aarón pero no el de Malki-tsédeq.  
Malki-tsédeq era un hombre. 
No hay nada en el relato de Génesis 14 que indique que Malki-tsédeq fuese un ser sobrehumano, puesto que es calificado como uno de los reyes y como un personaje histórico. También podemos ver que la "Cadena Arábica" da de Melquisedec los siguientes datos: ''Que era el hijo de Heraclim, hijo de Peleg, hijo de Heber, y que el nombre de su madre era Salatiel, hija de Gomer, hijo de Jafet. El hijo de Noe." (Comentario Exegético Devocional a toda la Biblia, editorial Clie, por Matthiw Henrry, tomo 1, pág. 107). Las genealogías citadas aparecen en Génesis 10 y 11, aunque está incompleta. Un estudio más profundo de esta Cadena Arábica nos daría más luz al asunto. Si fuese esta la única fuente que tenemos para decir que Melquisedec era un hombre, caeríamos en un grave error si la Biblia lo contradijese, pero como ya hemos visto la Biblia no dice que no sea humano.  
Sabemos lo que significa su nombre, rey de justicia, y rey de paz (Rey de Salem), dos términos que de igual forma caracterizan al Mashíaj Yeshúa, porque él es Rey de justicia y Rey de Paz.  
Isaías 9:6. “Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz”.  
Isaías 11:5. “Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.”   
Isaías 32:1. “He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio”. 
Jeremías 23-5,6.  “He aquí que vienen días, dice Elohim , en que levantaré a David renuevo justo, y reinará como Rey, el cual será dichoso, y hará juicio y justicia en la tierra. En sus días será salvo Judá, e Israel habitará confiado; y este será su nombre con el cual le llamarán: YHWH  justicia nuestra”. 
Yeshúa Ha Mashíaj  quien aparece en medio de Israel sin descender de Aarón, sin pertenecer a la tribu de Leví, la sacerdotal, y que por la resurrección de entre los muertos queda como Sumo Sacerdote nuestro para siempre 
Hebreos 7:13-16.24. “y aquel de quien se dice esto, es de otra tribu, de la cual nadie sirvió al altar. Porque manifiesto es que nuestro Adón vino de la tribu de Judá, de la cual nada habló Moisés tocante al sacerdocio. Y esto es aun más manifiesto, si a semejanza de Malki-tsédeq se levanta un sacerdote distinto, no constituido conforme a la ley del mandamiento acerca de la descendencia, sino según el poder de una vida indestructible.” “mas éste, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable”
  "A diferencia de Aarón, es mediante juramento que  Elohim confiere directamente a Yeshúa este sacerdocio, de la manera que la consagración a Malki-tsédeq no fue hecha por el camino establecido en Israel.  Salmo 110:4. “Juró YHWH, y no se arrepentirá: Tú eres sacerdote para siempre Según el orden de Melquisedec.”                                                                                                                                                   Hebreos 7:20-22.  “Y esto no fue hecho sin juramento;  porque los otros ciertamente sin juramento fueron hechos sacerdotes; pero éste, con el juramento del que le dijo: Juró YHWH, y no se arrepentirá: 
Tú eres sacerdote para siempre, Según el orden de Malki-tsédeq.”
La conclusión de todo lo expuesto, es que no podemos decir que Malki-tsédeq fuese otra cosa que un ser humano.  El hecho de que las Escrituras no nos revelen la genealogía de Malki-tsédeq, no quiere decir que no la tenga, porque podemos leer, por poner un ejemplo, de Shem en Génesis 11:11 que nos dice que "vivió Shem después que engendró a Arfaxad, quinientos años, y engendró hijos e hijas". ¿Quiénes son estos "hijos e hijas"? No lo sabemos porque la Palabra de Elohim no lo revela, pero existen, es importante destacar que la Biblia no es explicativa sino narrativa, es decir solo narra algunos hechos para ejemplo a seguir pero no explica los detalles escondidos en el trasfondo.   

Próximamente continuare con las otras entregas. Envíeme sus comentarios.